5 consejos para el mantenimiento de los neumáticos antes de irte de vacaciones

El maletero está lleno, las gafas de sol están puestas y tú estás con todo listo para salir a la carretera.  Ahora bien, pisa el freno porque lo más probable es que hayas olvidado algo: comprobar tus neumáticos antes de viajar.

Este elemento de tu coche es una parte vital del viaje y asegurarse de que estén en plena forma antes de salir a la carretera es aún más importante que tener la lista de reproducción correcta para sonar a todo volumen en los altavoces del automóvil.

Por cierto, no te conformes con cualquier marca de neumáticos, acude siempre a talleres de confianza que cuenten con los mejores modelos. Si necesitas una recomendación, te aconsejamos comprar neumáticos online baratos en Confortauto, con precios asequibles y calidad garantizada.

Pero vamos al lío: antes de arrancar tu coche para irte de vacaciones, no te olvides de verificar los siguientes aspectos.

Revisar la presión de los neumáticos

Es fundamental comprobar siempre la presión de los neumáticos antes de emprender un viaje largo o al llevar carga adicional.

Conducir con los neumáticos con una presión de inflado inadecuada es peligroso y puede dañar las ruedas, así como afectar a la conducción y al ahorro de combustible del vehículo.

Consulta siempre el manual del propietario de tu vehículo para conocer la presión de los neumáticos recomendada por el fabricante para todos los neumáticos, incluido el de repuesto.

Recuerda que la presión de las ruedas debe revisarse cuando los neumáticos están «fríos», lo que significa que tu automóvil no ha sido conducido durante tres horas o menos de 2 kilómetros a una velocidad moderada.

Comprobar la profundidad del neumático

Hay medidores específicos para poder comprobar el desgaste de la banda de rodadura de los neumáticos. Sin embargo, es poco común que los conductores cuenten con esta herramienta tan específica.

¡No hay problema! Hay una alternativa totalmente “gratuita” y útil que puede utilizar para sustituir a este medidor: una moneda de 1 euro.

Para verificar la profundidad del neumático con la moneda, lo primero que tienes que hacer es dejar tu vehículo aparcado en una superficie plana.

Una vez estacionado, pon el freno de mano y gira levemente el volante para dejar las ruedas en ángulo y que resulte más fácil revisar la profundidad del neumático

Prepara la moneda y ve colocándola a lo largo de varios puntos del neumático y comprueba que el círculo exterior dorado no esté visible. Si lo está, significará que el neumático está muy desgastado y que deberías sustituirlo lo antes posible.

Verifica que no haya desperfectos en la superficie de los neumáticos

Tómate un momento para inspeccionar de cerca el estado de tus neumáticos. Revisa si hay cortes, grietas, hendiduras o magulladuras en el área de la banda de rodadura y la zona lateral.

Además, los bultos o protuberancias podrían significar una separación dentro del material del neumático.

Si encuentras alguno de estos desperfectos, dirígete lo antes posible a un taller de confianza, como los de Confortauto, y no te la juegues a salir de viaje con tu coche teniendo uno o varios neumáticos en mal estado.

Rotar los neumáticos de tu coche antes de salir

Antes de emprender un viaje por carretera, es una buena idea rotar los neumáticos de tu vehículo. Sí, puede ser algo pesado de hacer, pero es una opción muy recomendable.

Rotar los neumáticos con regularidad (según lo recomendado por el fabricante del vehículo, o cada 10.000 kilómetros/6 meses) favorece un desgaste uniforme de la banda de rodadura y ayuda a que el neumático funcione según lo diseñado.

No lleves más equipaje del necesario

Los vehículos tienen recomendaciones de peso máximo que se pueden encontrar en el manual del propietario de su vehículo.

Los neumáticos también tienen una clasificación de carga máxima estampada en la zona lateral de los mismos.

Hacer caso a estos límites es importante, ya que las cargas excesivas son duras para los neumáticos y afectan negativamente al manejo y conducción del vehículo.

Además, como te comentamos al principio, cuanto más pesado sea el automóvil, más caro será también el gasto en combustible.

Pues bien, ahora que ya conoces estas recomendaciones, no te olvides de revisar los neumáticos de tu coche antes de salir de viaje. ¡Disfruta de tus merecidas vacaciones!

Esta entrada fue publicada en Consejos. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.