Cambio de aceite en nuestros coches

Cuando tenemos un coche o cualquier tipo de vehículo, es muy importante tener en cuenta los cuidados que tenemos que tener con nuestro vehículo ya que es esencial para su buen funcionamiento seguir con una serie de cuidados y de precauciones. Por ejemplo, cuando tenemos un coche, es muy importante vigilar el estado de nuestros neumáticos, nuestro motor, así como los niveles de agua y aceite.

En este sentido es muy importante tener en cuenta las recomendaciones de expertos y de fabricantes de coches para saber en qué momento concreto debemos cambiar el aceite de nuestro coche. Pero a pesar de que sigamos estas recomendaciones, a veces nuestra inexperiencia nos hace desconocer el modo en el que debemos hacer este cambio.

El uso y las condiciones concretas del coche son esenciales para cambiar el aceite

Como ya hemos dicho, para cambiar el aceite de nuestro coche es esencial seguir los plazos e intervalos que recomienda el fabricante de nuestro coche en concreto para tener una referencia como punto de partida. Pero todo dependerá del uso que le demos a nuestro coche ya que si apenas lo utilizamos podremos dejar los filtros de aceite durante un mayor tiempo que el recomendado por el fabricante. Eso sí, a pesar de que el uso de nuestro coche no sea excesivo, tampoco debemos aplazar mucho este cambio porque sería perjudicial a largo plazo.

descarga

En cuanto al modo en el que podemos cambiar el aceite, se puede hacer de dos maneras diferentes, como son la aspiración por la parte superior o a través del cárter. Una de las opciones más recomendadas es utilizar el cárter, donde podremos sacar todo el aceite de una sola vez cuando nuestro coche se encuentra en frío. Utilizando la opción de aspiración, aunque a veces pueda ser más económico, no nos garantiza sacar todos los restos de aceite antiguo.

En cuanto al precio del cambio de aceite, cada fabricante y cada marca tiene sus propios productos y sus propias formas de proceder en este proceso, por lo que el precio variará según el modelo y la marca de coche que tengamos.

Esta entrada fue publicada en Consejos, Curiosidades del motor. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.