De las cartas… a las multas en la Comunidad Valenciana

Hace unos meses que la Dirección General de Tráfico lleva enviando notificaciones a aquellos propietarios que se ha detectado que no tienen en regla la pertinente inspección obligatoria de su vehículo o que no disponen de ningún seguro contratado.

Pero a partir de hoy lunes 16 de diciembre, ya se empieza a multar en la Comunidad Valenciana a aquellos vehículos que se detecte que no tienen pasada la inspección. De momento sólo se controlará a aquellos vehículos que hagan saltar los radares de control de velocidad, pero para el año próximo se prevé que el sistema ITICI lo pueda consultar la Guardia Civil en cualquier momento.

coche de más de diez años

Este sistema pone a disposición del cuerpo de seguridad de Tráfico los datos que obran en poder de los centros de Inspección Técnica de Vehículos sobre las revisiones que ha pasado cada matrícula, con lo que los podrán consultar “in situ” y ponerle una sanción.

Estudios previos realizados durante este año

Esta medida se impone tras realizar un estudio estadístico durante este año de la proporción de vehículos que circulan por nuestras carreteras sin haber pasado la revisión. Los datos son abrumadores, pues más de un 6% de los vehículos controlados lo hacían sin haber pasado la ITV.

A esta cantidad de vehículos de, cuanto menos, dudosa fiabilidad de funcionamiento, hay que añadir el gran número de coches existentes en nuestro parque automovilístico que superan los diez años de antigüedad y que no disponen de las medidas de seguridad que se han ido añadiendo a los vehículos nuevos.

Campaña de mailing para instar a cumplir la ley

Desde la DGT se busca aumentar la seguridad vial de las carreteras españolas y por eso durante los meses previos han instando por carta a los propietarios que figuraban en sus bases de datos con vehículos sin pasar la ITV o con el seguro caducado a que pusieran en orden el papeleo.

Sin embargo ya sabemos que no hay nada que nos duela más que cuando nos tocan el bolsillo, así que será ahora cuando muchos de esos conductores decidan poner a punto sus vehículos para poder pasar la ITV y contratar el seguro obligatorio.

Esperemos que con esta campaña se consiga bajar aún más la alta siniestralidad de algunas de nuestras carreteras. Porque, tristemente, muchas veces un accidente se produce por culpa de un fallo en un vehículo que se habría subsanado fácilmente en una revisión al taller.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.