El buen uso del neumático

Cuando paramos en una gasolinera, lo primero en lo que nos fijamos es en el precio del carburante. Pero en todas las estaciones de servicio hay un elemento al que no todo el mundo presta atención, pero que es fundamental: los medidores de presión de neumáticos. Tener las ruedas de nuestros coches con la presión adecuada aumentará nuestra seguridad en carretera y nos permitirá ahorrar en combustible. Si no nos fiamos de los manómetros de las gasolineras lo podemos hacer en algún centro especializado en neumáticos (teniendo en cuenta que el neumático no debe tener una temperatura elevada).

Lo ideal que se compruebe al menos una vez al mes (tampoco es mala idea hacerlo cada dos semanas), e insuflar la cantidad de aire recomendada por la marca del vehículo. La cantidad debe ser siempre la misma; la leyenda urbana de que según la estación del año es mejor llevar más o menos aire en los neumáticos es simplemente eso, una leyenda. Lo cierto es que el llevar los neumáticos con poca (o mucha presión) provocará que estos se desgasten antes, y que suframos alteraciones en nuestra conducción como la vibración del volante o un menor agarre.

Rueda desgastada (20minutos.es)

Pero no es al aire a lo único a lo que hay que prestar atención. Igual de importante es estar muy atento a la banda de rodadura. Esta es la zona que entra en contacto con el asfalto, por lo tanto la que más desgaste sufre. La medida mínima exigida en nuestro país es de 1’6 milímetros. Por debajo de ese baremo es imprescindible sustituir las ruedas. No sólo porque es extremadamente peligroso conducir así (menor tracción, mucha menos estabilidad, mayor probabilidad de un reventón etc.), sino porque las autoridades nos multarán por tener nuestras ruedas en ese estado y porque por supuesto no pasaremos de ningún modo la Itv. Un buen método para comprobar si nuestro neumático está por debajo de los 1´6 mm es colocar una moneda de 1 Euro en el canal. Si se ven las estrellas de la moneda es que hay que cambiarla. Aún así la mayoría de fabricantes recomiendan la sustitución cuando las bandas tienen menos de 2 milímetros.

Emplear cinco minutos de nuestro tiempo para chequear las ruedas nos puede evitar más de un disgusto. No obstante, la Fundación Española de Seguridad Vial y Michelín realizaron un estudio conjunto en el que indicaban que aproximadamente el 60% de los accidentes provocados por fallos mecánicos se debía al mal estado de los neumáticos.

Copyright foto: 20minutos.es

Esta entrada fue publicada en Consejos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El buen uso del neumático

  1. Juanjo dijo:

    Ah ! y respecto a lo de comprobar la presión en las gasolineras hay que tener en cuenta dos aspectos:
    1.- Los manómetros pueden no estar bien mantenidos y su medición ser errónea.
    2.- Podemos haber rodado bastantes kms a velocidad alta por lo que los neumáticos estarán calientes.
    Mi consejo: revisar la presión en el especialista de neumáticos más próximo al domicilio. El manómetro estará en mejores condiciones y además podrá alertarte de montajes mal realizados, de desgastes anormales o de heridas que precisen reparación.
    Buen viaje !

  2. Juanjo dijo:

    El mencionado estudio se refiere a accidentes ocurridos entre 1997 y 2001. Los resultados se publicaron en 2003. La Fundación española de Seguridad Vial y Michelin realizaron uno más reciente que se presentó en Junio de 2009 que analizaba los accidentes ocurridos entre 2003 y 2007.
    http://www.fesvial.es/fileadmin/estudios/FVL_Estudio_Neumaticos.pdf
    El 0,92 % de vehículos implicados tenía algún defecto. De ellos, el 61,3 % tenía defecto en los neumáticos. Conclusión: el estado del vehículo y los neumáticos no representan un factor importante del origen de los accidentes, pero cuando lo son, más del 60 % es por culpa de los neumáticos en mal estado. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *