El carnet por puntos progresa adecuadamente

El balance positivo , en cuanto accidentes, de este último lustro, refrendado por la notable valoración de un alto porcentaje de usuarios, convierten el sistema por puntos en un gran acierto.

Hace ya cinco años desde la polémica instauración del temido”Carnet por Puntos” , avalado por su rendimiento en países tales como, Reino Unido, Francia, Italia o Alemania, llegaba a España con el debate en la calle y una desmesurada critica.

Las corrientes de opinión fluctuaban entre los más positivos, que aseguraban una gran disminución del porcentaje de accidentes, y los no tan optimistas, que se apoyaban en la idea de que la responsabilidad frente al volante parte de uno mismo y no de una “tarjeta ” con puntos.

Cierto es que las dos formas de plantearse el problema , tenían una base común , un compromiso de prudencia por parte de todos los conductores, pero la dura estadística de víctimas daba la razón a aquellos que confiaban en añadir un complemento a la actual sistema de sanción.

Uno de los pilares básicos de este carnet, donde se sustenta este esperanzador cambio de actitud de los conductores españoles, reside en que se sanciona con pérdida de puntos, acciones que se habían convertido en una verdadera rutina tales como:

-Hablar por  el teléfono móvil o con auriculares , supone la pérdida de 3 puntos.

-Arrojar una colilla, puede costar hasta 4 puntos.

-No realizar correctamente un Stop o un ceda el paso, acarrea una sanción de 4 puntos.

-Un cambio de sentido no permitido, muy frecuente en ciudades, se castiga con 3 puntos.

-Negarse a realizar pruebas de alcoholemia o drogas, elima  6 puntos de tu cuenta.

Esto es sólo un ejemplo de que partiendo de las infracciones más sencillas se puede atajar visiblemente las imprudencias de los usuarios, siendo las de mayor gravedad las referidas al alcohol o al exceso de velocidad.

No todo es de caracter sancionador, quizás lo más novedoso que trajo consigo  este carnet , es la posibilidad de recuperar los puntos perdidos e incluso el carnet de conducir, mediante cursos de sensibilización y reeducación vial, cada uno con sus bases y precios.

Las medidas sancionadoras, no son sólo suficientes para disminuir infracciones, imprudencias y en último caso accidentes, el sistema de puntos ha dado un buen respiro pero el verdadero impulso lo debemos realizar los propios conductores, siendo capaces de elevar nuestra responsabilidad y respeto al volante, cada día un poco más.

Esta entrada fue publicada en Consejos, En profundidad, Noticias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *