ITV: Empleo y seguridad en La Rioja

El pasado 6 de julio entraba en vigor el decreto 26/2012, regulador de la ITV en la comunidad autónoma de La Rioja. Merced a él, se ha abierto la posibilidad de que se instalen nuevos talleres en la región mediante un sistema de autorización previa que garantiza la homogeneidad y calidad del servicio, amén de la seguridad vial de los riojanos, que accederán a él más rápida y cómodamente.

Según el director general de Innovación, Industria y Comercio del Gobierno de La Rioja, Julio Antonio Herreros, “El decreto establece dos fases para el proceso de autorización. La primera es la fase de autorización de la instalación. Tiene por objeto acreditar las características técnicas de la estación y su repercusión en la red de estaciones de ITV de La Rioja.

“Habilita un plazo máximo de dos años para construir, equipar, contratar el personal y conseguir la acreditación de su competencia técnica de Entidad Nacional de Acreditación (ENAC). La segunda es la fase de autorización de funcionamiento. En esta fase se habilita para prestar los servicios de ITV”.

Continuar y ampliar un buen servicio

Asimismo, Herreros afirma, en declaraciones publicadas por larioja.com, que la norma permitirá “continuar con el buen servicio que se dan en las ITV riojanas, fijándolas en más localidades con importantes volúmenes de parque móvil y por tanto garantizando el buen mantenimiento del vehículo por parte de los riojanos, que viajarán más seguros”.

Tras promulgarse el decreto, hace ya siete meses, cuatro estaciones han solicitado su licencia y “En todos los casos, tras el estudio de la solicitud se ha promulgado resolución favorable”, de modo que las empresas disponen de dos años para construir, equipar y acreditar la capacidad de  las estaciones antes de pedir la autorización para empezar a funcionar.

Las necesidades de ITV, cubiertas hasta 2033

De cumplir los requisitos, Arnedo, Nájera, Haro y la capital regional, Logroño, estrenarán nuevas instalaciones de inspección técnica de vehículos en dos años o menos. Pasado este plazo, “con las estaciones ITV existentes, y una vez las nuevas instalaciones autorizadas se encuentren en servicio, la red de estaciones de La Rioja se encontraría completa, y podría asumir el aumento del parque de vehículos que se pudiera producir en los próximos 20 años, como mínimo”, calcula Herreros.

Otro aspecto importante de esta liberalización parcial es el que se refiere a la generación de empleo: según el responsable regional de Industria, “Estas estaciones, cuando comiencen a estar en funcionamiento dentro de dos años generarán, según nuestras previsiones, 25 ó 30 nuevos empleos, que repercutirán directamente en la seguridad de todos los conductores riojanos y sus familias”.

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Servicios ITV. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *