Consejos para ponerte al volante en vacaciones

Ya estamos a día 1 de septiembre, y para muchos, la llegada de este día significa el fin de sus vacaciones y comenzar de nuevo con la rutina diaria. La vuelta a casa, comenzar de nuevo con nuestros horarios habituales, con nuestro trabajo, nuestra rutina, la vuelta al cole para los más pequeños… Todo vuelve con los primeros días del mes de septiembre para gran parte de las personas.

Con el fin del mes de agosto comienza una de las llamadas ‘operaciones retornos más numerosas de todo el año ya que es en ese momento cuando millones de personas se ponen en marcha para emprender su vuelta a casa por carretera.

Además, a ellos se unen las personas que tienen la suerte de comenzar sus vacaciones en estos inicios del mes de septiembre, lo que hace que el bullicio y la aglomeración por carretera se multiplique de manera considerable, lo que hace que aumenten también los peligros y las precauciones que debemos adoptar para que podamos hacer nuestro viaje de la mejor forma posible sin ningún tipo de incidente.

Ante todo, paciencia y precaución

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de hacer un viaje, tanto al salir de vacaciones como al volver a nuestra casa al finalizarlas, es la puesta a punto de nuestro coche. Debemos asegurarnos de que todo esté correcto. Por eso, debemos comprobar el sistema de iluminación, de frenado, no quedarnos sin combustible (y tampoco tenerlo demasiado lleno) y ver que todo va correctamente.

seguridad-vial-operacion-retorno-verano-2013-precaucion-y-paciencia-201314217_2Comprobar los sistemas de seguridad

También es necesario que comprobemos el buen estado de nuestros sistemas de seguridad. No debemos olvidar meter los triángulos y las herramientas que podamos necesitar en nuestro maletero, así como los chalecos reflectantes dentro del coche, y tener bien a mano el número de la grúa y toda la documentación que podamos necesitar.

En cuanto a las precauciones que debemos seguir durante el trayecto de vuelta a casa es necesario que tengamos en cuenta las condiciones que nos podemos encontrar durante el camino. Hay que respetar en todo momento las diferentes distancias de seguridad, algo esencial sobre todo cuando encontramos situaciones meteorológicas complicadas. En cuanto a la velocidad, ni que decir tiene que debemos respetar en cada tramo de nuestro camino.

Esta entrada fue publicada en Consejos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.