¿Qué hacer si el coche se daña durante una revisión?

No hay más que echar un vistazo por los foros de Internet para ver que son muchos los usuarios de las ITVs que se quejan de que su coche ha sido dañado durante el transcurso de una revisión. Viendo todas esas quejas podríamos pensar que el personal que atiende en las estaciones son algo así como destructores de vehículos especializados en causar cuánto más daño mejor. Pero lo cierto es que si analizamos las quejas, las cosas no son como puede parecer al primer vistazo.

Para empezar hay que conocer el daño que supuestamente se le ha causado al vehículo durante la revisión. Es evidente que si por un error de un operario el coche se ha rayado o se ha roto una luna, por poner algunos ejemplos muy evidentes, el seguro del taller se hará cargo de todo y no hay discusión posible. El problema viene cuándo tras haber acudido a la revisión notamos que nuestro coche hace algo “raro” o “emite sonidos” que antes no producía.

coche

Las pruebas de la ITV

Las pruebas que se realizan a nuestros vehículos durante la inspección técnica están destinadas a comprobar que estos están en perfectas condiciones para circular por las carreteras. No se trata de sobrevivir en las peores condiciones, al contrario. Una carretera en mal estado, bacheada, supone para nuestro coche una agresión mucho mayor que los “vaivenes” que le produce la máquina de la ITV aunque a nosotros nos siente como una patada en el hígado ver como nuestro coche se mueve de un lado a otro.

Si por un casual notásemos problemas en los amortiguadores o que algo no va bien tras la prueba, lejos de considerar que nos han roto algo quizás deberíamos de pensar que nuestro coche no estaba en las debidas condiciones y que mejor en el taller y no en una carretera con los consecuentes peligros para nosotros.

Otro motivo de preocupación son los acelerones que suben las revoluciones del vehículo. En condiciones normales, estos acelerones no tienen que suponer absolutamente ningún problema ni daño nuestro tan querido y cuidado coche, que debería de soportar mucho más que eso.

Pero, ¿y si realmente me han dañado el coche?

Evidentemente hay casos y casos. Como en todas partes en las ITV hay personal que trabaja como es debido y puede haber también alguna persona negligente o un trabajador con un mal día.

Si piensas que tu coche ha sido dañado en la ITV el primer paso es ir a hablar con ellos y tratar de arreglarlo por las buenas. Pero si no hay entendimiento posible se puede acudir a las oficinas de atención al consumidor y tramitar la denuncia correspondiente.

Esta entrada fue publicada en Consejos, top. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.