¿Se puede fumar conduciendo?

Cualquier distracción al volante puede tener un desenlace fatal, y fumar en el coche es una de ellas. El simple hecho de buscar un pitillo y encenderlo ya nos hará soltar el volante y reducir la atención que prestamos a la carretera, por no hablar de cuando quitamos la ceniza o al apagar el cigarro. Para complicar un poco más la cosa, de vez en cuando se extiende el bulo de que la DGT ha prohibido fumar al volante, algo que no es totalmente verídico ya que se puede fumar conduciendo siempre que no suponga una distracción.

Multas por fumar en el coche

En concreto, se trata de una noticia falsa que dice que la DGT ha prohibido fumar al volante, y hay sitios que hablan incluso de una infracción grave con una multa por fumar en el coche de hasta 4.000€ y la pérdida de cuatro puntos del carnet. Sin embargo, fumar en el coche no es infracción grave y no resta cuatro puntos como dicen estas noticias falsas. Eso sí, cuidado porque en países como Australia, Canadá o Estados Unidos sí que está prohibido fumar al volante, y allí podrían multarte por algo legal en España.

Digan lo que digan las muchas leyendas urbanas relacionadas con el tabaquismo al volante la DGT no se plantea introducir nuevas medidas en este sentido, al menos no a corto plazo. Así, en 2018 podemos seguir fumando al volante sin miedo a que nos multen -otra cosa es que sea una práctica recomendable-. Lo que no podemos perder de vista son las sanciones relacionadas con las distracciones ni con las imprudencias por culpa del tabaco, que pueden acabar en multa.

La propia DGT ha desmentido que multe por fumar al volante, mientras no suponga distracciones o ponga en riesgo la seguridad vual

Distracciones por culpa del tabaco

Si nos fijamos en el artículo 18.1 del nuevo Reglamento de Circulación vemos que se prohíben las acciones que afecten a la libertad de movimientos del conductor, a su campo de visión habitual o a la seguridad de otros usuarios de la vía, vayan en el mismo coche del conductor o no. Esta norma es la que permite sancionar a los conductores que utilicen el móvil mientras conducen u otros dispositivos portátiles con conexión a Internet, y en cierto modo podemos extrapolar esta norma al fumar conduciendo.

Así, fumar al volante se podría sancionar solo si los agentes entienden que ha interferido de algún modo en la conducción. En cualquier caso, los agentes tienen la potestad de decidir si por el hecho de fumar mientras conducimos hemos puesto en riesgo nuestra seguridad y la de los demás usuarios de la vía, pero en ningún caso pueden sancionarnos por el simple hecho de fumar al volante. Y en el caso de que nos sancionen se trata de una falta leve, con una multa de 100€, nada que ver con la infracción grave sancionada con 4.000€ que dicen los bulos.

Multas por tirar colillas

El hecho de poder fumar al volante no nos exime de tener que cumplir con una serie de normas de circulación. La más destacada es la prohibición de tirar las colillas por la ventanilla del coche, una práctica que puede ser muy peligrosa y acabar en incendio. Si te cazan arrojando colillas por la ventanilla tendrás que pagar una multa de 200€, acompañada de la pérdida de 4 puntos del permiso de conducir. También es verdad que las multas de la DGT por este motivo son escasas.

Recuerda que no hay que dar veracidad a todas las noticias que aparecen en la red, más cuando se trata de noticias de este tipo. Cierto que fumar al volante no es lo ideal, pero es una práctica que está permitida. Algo parecido pasa con maquillarse mientras conducimos, no parece el mejor momento para hacerlo pero tampoco está expresamente prohibido en el código de circulación, o con

Esta entrada fue publicada en Carnet de Conducir, DGT. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *