A la Junta extremeña le salen las cuentas con las ITVs privadas

La Junta de Extremadura ha salido al paso  de las declaraciones efectuadas por el sindicato CCOO en las que se afirmaba que la construcción de diez nuevas estaciones de inspección técnica de vehículos en manos privadas supone una merma en los puestos del sector público.

Según fuentes de la Junta, no solo no se va a destruir ni uno solo puesto de trabajo de los ya existentes, sino que la construcción de las nuevas instalaciones va a suponer trabajo para 200 personas durante este año y parte del próximo. Una vez que estén en funcionamiento, serán 100 los puestos de trabajo estables que se van a crear para atender estos servicios.

Una buena tajada para el gobierno autonómico

Para las arcas del estado autonómico, estas concesiones suponen el pago de cuatro millones de euros de modo adelantado y de un millón y medio más durante cada uno de los veinte años que durará la concesión de las mismas.

Miguel Ángel Rufo, Director General de Transportes, ha afirmado que no es el dinero la principal motivación del gobierno de Extremadura, sino que “El objetivo principal es acercar un servicio público a las comarcas que se encuentran alejadas de las actuales estaciones de ITV, lo que se traducirá automáticamente en un considerable ahorro de tiempo y combustible para los ciudadanos que ahora tienen que desplazarse a otras comarcas para pasar la inspección obligatoria de sus vehículos”.

images (1)

Además a defendido que todos los ciudadanos tendrán la total libertad de escoger entre pasar la inspección técnica a su vehículo a través de una ITV pública o a través de os servicios de una concesión privada.

La autonomía más barata para pasar la ITV

Actualmente Extremadura es la Comunidad Autónoma dónde resulta más barato pasar la inspección técnica de los vehículos, con bastante diferencia con el resto de España y los ciudadanos se preguntan si los precios de las estaciones privadas irán en consonancia con este ahorro o tendrán que escoger entre desplazarse lejos o pagar mucho más por cumplir con su obligación.

En breve sabremos si las ventajas que se nos han prometido con la privatización de la ITV, como son mejores precios y una mayor comodidad, tienen fundamento o nos encontramos ante palabras que se llevará el viento una vez que tengan en sus manos un negocio que mueve millones de euros cada año.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *