Aprendiendo seguridad vial en Micrópolix

La seguridad vial es una de los aprendizajes más importantes que todas las personas debemos hacer.

Seas viandante o conductor, necesitas saber lo que significan las señales para no cometer errores que puedan llevarte a producir un accidente.

Los niños son los más vulnerables a un accidente, por eso es muy importante aprender desde pequeños el lenguaje de la circulación.

Lógicamente, no los vamos a apuntar a clases de conducción, pero sí podemos acostumbrarlos a reconocer las señales y a aprender las conductas básicas a través de juegos que les hagan disfrutar.

Una de las recompensas que pueden tener si son buenos “conductores” es la de circular por las calles de Micrópolix.

Micropolix

Una ciudad por y para los niños

Este complejo es una ciudad pensada para los más pequeños. En ella podrán realizar muchas actividades relacionadas con el mundo adulto a través del juego.

Situado en el municipio madrileño de San Sebastián de los Reyes, dispone de actividades para colegios y familias. Se puede ser bombero, capitán, piloto, presentador de televisión, más de treinta actividades a realizar que permitirán a los pequeños aprender divirtiéndose.

Sacarse el carnet de Micrópolix es fundamental

La red vial está diseñada para que los pequeños a partir de ocho años y con una altura entre 1’25 y 1’60 metros puedan demostrar su habilidad a la hora de respetar la señalización y los semáforos.

Tras pasar el test de seguridad vial podrán entrar en el Club de los buenos conductores de Micrópolix y conseguir el carnet que permite conducir por sus calles.

Los vehículos utilizados son unos pequeños monoplazas eléctricos de la marca Peugeot y disponen de guardabarros rodeando el chasis para evitar que los pequeños puedan dañarse si sufren algún accidente.

Micropolix 2

Además, disponen de un volante acolchado para amortiguar cualquier pequeño golpe… aunque tras pasar el test seguro que no tendrán problemas para conducirlos.

La zona de conducción está adecuada a los pequeños, con señales ajustadas a su altura para que sean bien visibles y puedan seguir sus indicaciones sin problemas.

En la estación de servicio podrán repostar su combustible o buscar trabajo reparando los vehículos que lleguen en mal estado.

Pide cita previa nada más entrar

Como el aforo es limitado, para realizar todas estas actividades es necesario pedir cita previa, así que se recomienda que se haga nada más entrar en la ciudad para no quedarse sin poderla realizar.

No dudéis en disfrutar de la primera experiencia al volante que os ofrece este complejo educativo y de ocio. La diversión está garantizada.

Esta entrada fue publicada en Consejos, Curiosidades del motor y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Aprendiendo seguridad vial en Micrópolix

  1. Micropolix dijo:

    Gracias por éste artículo tan completo. Estamos totalmente de acuerdo con la importancia de enseñar seguridad vial a los niños desde bien pequeños y nos alegra que opinéis que ponemos nuestro granito de arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *