Cada cuanto hacer una revisión al coche

Hacer una revisión periódica al coche es una de las mejores formas de saber si nuestro vehículo está a punto para poder circular en las vías del país. No solo eso sino que tener el coche en buen estado hará que pase mucho mejor el examen de la inspección técnica o ITV.

El tiempo establecido para hacerle una revisión al vehículo lo pone normalmente el fabricante bien cada cierto tiempo o lo mejor es por kilometraje. Hay distintos tipos de revisión según lo que se vaya a mirar y a cambiar en cada una, pero es importante no saltarse ninguna para que todo esté en orden.

coches

En muchos casos no es necesario ir a un taller oficial a pasar estas revisiones, pero sí que es aconsejable ya que si hay que cambiar alguna pieza podemos estar más seguros de que se trata de una pieza original del vehículo. Por otro lado, conviene tener cuidado por si te cobran cosas que no han hecho.

Tipos de revisiones

Por norma, hay varias clases según los kilómetros que le hemos hecho al coche. Por un lado están las revisiones normales que serían cada 15.000 km, en ellas se revisan todos los líquidos, las pastillas de freno, las correas, la presión de los neumáticos y se cambia el aceite y su filtro, también los filtros de aire.

Las mismas cosas se miran a los 30.000 km, que serían las revisiones generales, pero además se comprueba el estado de los sistemas de seguridad del vehículo y se sustituye el anti-congelante del motor. Otra de las importantes es la de 60.000 km o las anuales en las que se revisa lo dicho hasta ahora y se debe hacer un purgado del líquido de frenos y el cambio de la correa de distribución.

Por otro lado, se recomienda hacer una revisión cada 7.500 km. Estas son las llamadas revisiones intermedias y en ellas se revisa el estado del coche de manera general.

Escoge un taller de confianza

No es habitual pero a veces ocurre. Algunos talleres pueden timarte cobrándote algunos servicios que no han realizado, como rellenarte el líquido del limpiaparabrisas. Es un mala práctica que sobre todo no va en beneficio de ellos, ya que si nos mienten con esas cosas que podemos comprobar, nada nos dice que otros servicios más importantes los hayan realizado correctamente.

Por eso es muy importante que acudas a un taller de confianza y donde hayas comprobado que el trato y la calidad de las reparaciones sea correcto y seguro. Pero de todos modos si alguna vez te timan, no dudes en denunciar.

Esta entrada fue publicada en Consejos. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.