Los motoristas son los que menos pasan la ITV

La Dirección General de Tráfico ha llevado a cabo un estudio para controlar este tipo de vehículos en las últimas semanas. La campaña ha controlado un total de 41.678 motos y se ha denunciado a más de 1.300 conductores.

Del informe realizado lo que se deduce es que la mayor infracción en número cometida por los motoristas es la de no haber pasado el examen de Inspección técnica de vehículos. Esta falta supera a la de exceso de velocidad o a los adelantamientos mal realizados.

moto

De hecho, respecto al año pasado el no tener la ITV pasada ha aumentado en la población de motocicletas. También ha aumentado el número de conductores que no llevaba casco, lo cual es un signo de alarma que requiere un toque de atención a los motoristas ya que se están jugando la vida con esa decisión.

La ITV de una moto

Al igual que pasa con los coches, las motos deben estar en perfecto estado para que superen la inspección. La primera vez que hay que pasar la ITV con una moto es a los cuatro años de que el vehículo fuera matriculado. Lo normal es que las inspecciones se realicen cada dos años en ciclomotores, motocicletas y quads.

Antes de acudir a la estación de la ITV recuerda que es importante que tengas todos los papeles en orden (tanto el seguro como el Permiso de circulación) y asegúrate de revisar el estado de la moto poniendo especial atención a luces, retrovisores, ruedas y el tubo de escape.

Seguridad en carretera

Siempre hay que tener en cuenta que esta inspección de tu moto es principalmente para protegerte en las carreteras aunque a muchas personas les parezca tan solo un modo de recaudar dinero. Tener el vehículo en buenas condiciones ayuda a que esté más preparado en caso de verse envuelto en un problema en la vía.

Uno de los motivos que acrecentan la falta de seguridad es que no se respeten las normas de seguridad, pero también el no tener al día la ITV y que la media de antigüedad de las motos en España es de unos nueve años.

Además no llevar casco, hacer un adelantamiento peligroso o circular a gran velocidad puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte, por lo que no te la juegues y conduce con seguridad.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.