Qué es el carenado de la moto y como afecta a su rendimiento

Si eres motero seguro que sabes qué es el carenado, el equivalente a la carrocería del coche salvando las enormes distancias que hay entre una motocicleta y un turismo. Es una comparación acertada en el sentido de que el carenado cubre las partes de la moto, como el motor o el depósito de combustible, además de proteger al piloto. Pero no todas las motocicletas tienen carenado, solo algunas de ellas lo incluyen, ya que no es un elemento obligatorio, aunque sí muy útil.

Funciones del carenado

motos carenado

Remontándonos a los orígenes de las motocicletas, los primeros prototipos contaban con cuadro, motor, llantas y depósito. Los fabricantes lo apostaban todo al motor, pero llegó un punto en que por mucha potencia que tuviese el propulsor no podían aprovecharla por culpa de la resistencia al aire. Entonces apareció una pieza con la que cubrían las partes de la moto: el carenado. Descartado en sus inicios por ser un peso extra para la moto, pronto se dieron cuenta de que el carenado mejora la aerodinámica de la moto.

De esto modo la función original del carenado es mejorar el rendimiento aerodinámico de la motocicleta, pero con el paso del tiempo se han ido añadiendo otras funciones. La más evidente de todas ellas es la función estética del carenado, hasta el punto de poder personalizarlo. Es más, hay fabricantes que ofrecen el carenado como un extra que el piloto puede personalizar y hacer que su motocicleta sea un vehículo único. Aerodinámica y estética explican su presencia en las motos deportivas.

Otra de las funciones del carenado es ofrecer protección al piloto, además de minimizar el riesgo de daño a la mecánica y las partes internas de la moto. En cierta medida el carenado nos protege de las inclemencias meteorológicas y la hipotermia causada por el viento, sin olvidar las piedrecillas y otros elementos que pueden saltar del asfalto e impactar contra nuestro cuerpo. También permite mejorar la comodidad sobre la moto, en especial en viajes largos. Por último, es un elemento funcional, ya que puede contar con guanteras, GPS o el portamóvil.

¿De qué está hecho el carenado?

Más allá de la aerodinámica, otra de las razones que explican la aparición de este elemento en las motos es la mejora en los materiales, que nos permite contar con carenados ligeros que casi no afectan al peso de la moto.

A día de hoy, la mayoría de carenados se fabrican con epóxicos ligeros de fibra de vidrio o fibra de carbono, lo que garantiza la ligereza. Además, estos materiales hacen que sean un elemento resistente y duradero, de modo que no tendremos que preocuparnos por su desgaste.

Tipos de carenado

Podemos hablar de tres tipos de carenado. Por una parte tenemos los carenados frontal y trasero, que como su propio nombre indican cubren la parte delantera o trasera de la motocicleta. Por otra parte está el carenado integral, cuyo nombre también es totalmente revelador ya que cubre toda la motocicleta salvo las ruedas. Además, hay motos con medio carenado, cubriendo solo una mitad del vehículo. También podemos distinguir entre las motos que montan el carenado en el bastidor y las que no, siendo más manipulables las primeras.

¿El carenado de la moto es obligatorio?

Al principio decíamos que no todas las motos equipan carenado, ya que el carenado no es una pieza obligatoria en las motocicletas. Es más, hay tendencias como las motos naked o café racer que eliminan el carenado con el objetivo de que el cuadro y las partes de la moto sean bien visibles, o lo reducen a la mínima expresión. Son estilos que surgieron en los años ’80 del siglo pasado paralelamente a la aparición del carenado, cuando los nostálgicos de las motos antiguas las volvieron a poner de moda.

En cambio, las motos de competición en pista, las deportivas o las que se utilizan para largas distancias siempre llevan carenado, o al menos deberían llevarlo por seguridad y comodidad. Si utilizas tu moto para recorrer largas distancias, el carenado te permite desde contar con una guantera extra a un terminal para conectar el móvil, el GPS o un sistema de intercomunicación, sin olvidar que permite un pilotaje más cómodo que en esas motos donde no hay carenado. También nos permite instalar luces adicionales, como los antiniebla. Todo ello sin olvidar la eficiencia.

Al no ser obligatorio su uso, el hecho de tener carenado o no es una decisión del propio piloto en base a sus necesidades y a sus gustos personales. Según lo que busques con la moto, será preferible equipar el carenado o prescindir de esta pieza, pero lo verdaderamente importante es sentirnos a gusto con la moto que pilotamos y que esta se adapte a lo que queremos.

Además, según tu estilo puedes optar por un tipo de carenado u otro y decorarlo a tu gusto, de modo que, ¡tienes total libertad a la hora de elegir! Recuerda, eso sí, a qué puede afectar si cambia el carenado de una motocicleta: a la aerodinámica y a su consumo.

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Consejos, Motor, Tecnología. Guarda el enlace permanente.