El carnet de conducir provisional: Cómo funciona en 2018

El primer requisito para ponerse al volante es tener el carnet de conducir. Sin embargo, entre que aprobamos el examen de conducir y nos llega el carnet a casa suelen pasar unas semanas en las que no podrás conducir… salvo con el permiso de conducir provisional.

Como su propio nombre indica, se trata de un carnet temporal, válido hasta que nos llegue el definitivo; pero precisamente por ese carácter provisional es un importante foco de dudas para los conductores noveles, empezando por la pregunta del millón: ¿se puede conducir con el provisional?

Cómo es el carnet de conducir provisional

Como hemos dicho, el carnet de conducir provisional es un permiso temporal expedido por la DGT que te permitirá conducir mientras esperas a que te llegue el permiso de conducir definitivo por correo postal.

Los conductores noveles pueden conducir con el carnet provisional, y si un agente les da el alto será suficiente para acreditar que están en posesión del permiso de conducir de la clase que sea. Eso sí, tendrás que llevarlo contigo, ya que si no lo haces te expones a una multa de 10€. Además, ten en cuenta que se trata de una autorización temporal válida solo en el territorio nacional, por lo que no puedes usarlo en el extranjero.

Carnet de conducir provisional

Así es la plantilla de la autorización temporal para conducir que conocemos como carnet de conducir provisional

Cuánto tarda el carnet de conducir provisional

Resuelta esta duda, lo siguiente que se preguntan los conductores que acaban de aprobar el examen de conducir es cuánto tarda en llegar el provisional y dónde recogerlo. El carnet provisional llega en 3 días hábiles, y lo habitual es recogerlo en la autoescuela donde nos hemos preparado para el práctico y donde nos darán -o venderán- la L.

Otra opción es pedir cita previa con la DGT en el teléfono 060 o en su web de la DGT e ir a la Jefatura Provincial de Tráfico más cercana a por el carnet provisional.

¿Puedo conducir sin el carnet provisional?

Lo que no podemos hacer es confundir el permiso de conducir provisional con el certificado que entregan algunas autoescuelas donde se indica que el conductor ha aprobado los exámenes de conducir.

Muchas autoescuelas entregan este certificado que incluye una copia de la página de la DGT donde se refleja que el titular ha superado el práctico, pero se trata de un documento sin ningún tipo de validez legal. Pueden multarte por conducir con este certificado sin el provisional, y si no se ha actualizado la base de datos podría ser un delito al no confirmarse que tienes el carnet. Por tanto, te recomendamos que siempre lleves el provisional contigo, mientras recibes el definitivo.

Por otro lado, no tienes que hacer nada para que te llegue el provisional. Cuando apruebes el examen, la DGT te inscribirá automáticamente en el registro de Tráfico, de forma que si te dan el alto con el carnet provisional o con el certificado del que antes hablábamos la Policía o la Guardia Civil puedan comprobar en el registro que tienes el carnet.

Una vez recibido el provisional, puedes seguir en la web de la DGT el estado de la tramitación de tu carnet de conducir definitivo introduciendo el DNI y la fecha de nacimiento. 

Obligaciones de los conductores noveles

Más allá de llevar siempre encima el carnet provisional hasta recibir el definitivo -entonces deberán conducir siempre con él-, los conductores noveles están obligados a cumplir una serie de normas que solo se aplican a ellos. La más conocida de todas, llevar la L en la luna trasera del vehículo durante un año. No hacerlo implica una multa de 100 €, pero cuidado porque si te despistas y no la quitas al año pueden multarte con otros 100 € por llevarla.

El límite de 80 km/h para noveles en autovía y autopista desapareció hace unos años, así que los conductores noveles se regirán por los mismos límites de velocidad que el resto de usuarios de la vía. Lo que no cambia es la tasa de alcohol máxima de 0,15 miligramos por litro de aire aspirado cuando para el resto de conductores es de 0,25. Además, al recibir el carnet solo tienen 8 puntos, que se convertirán en 12 si no cometen ninguna infracción en los dos primeros años.

Esta entrada fue publicada en Carnet de Conducir, DGT. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *