Qué mirar en un coche de segunda mano

Adquirir un vehículo de ocasión es una operación que puede conllevar algunos riesgos, especialmente cuando no se es un experto en la materia, como sucede en la mayoría de los casos.

Si finalmente te has decidido a comprar un coche de segunda mano, es posible que necesites algunos consejos sobre qué mirar en el vehículo antes de adquirirlo para asegurarte de que todo esté bien.

Además, si vas a vender un coche de segunda mano, también te interesa este artículo. Deja tu vehículo listo para su venta y conoce cuáles son las preguntas más frecuentes que hacen los compradores.

¡Presta mucha atención y no te quedes con dudas!

La procedencia y el uso del coche

Saber cómo se ha utilizado el vehículo hasta la fecha y por cuántas manos ha pasado antes de llegar a ti es imprescindible y debe ser una de las primeras preguntas a realizar.

Conocer si ha sido un coche de uso diario, de fines de semana, de trayectos cortos o largos, dará muchas pistas de su estado y de si merece la pena o no adquirirlo.

El estado de la carrocería

Es fundamental revisar el coche y comprobar que está libre de golpes, arañazos o desgastes en la pintura que empeoren el estado del automóvil tanto por fuera como por dentro.

Si bien es cierto, salvo los coches de kilómetro 0 que apenas han sido usados, la mayoría de los vehículos que cuentan con una cantidad de km. razonable tienen algunos desperfectos estéticos propios del uso.

¿Todo bien por dentro?

Revisa el interior del automóvil y asegúrate de que, además de ser un vehículo cómodo para ti, todos los botones y utilidades internas funcionan correctamente.

Por tanto, no te olvides de comprobar el estado del volante, la palanca de cambio, que las luces y los parabrisas y, en definitiva, que todo marcha a la perfección

No olvides mirar bajo el capó del automóvil

Muchos usuarios pasan por alto algo tan simple como levantar el capó y comprobar que los niveles de aceite, líquido limpiacristales o líquido anticongelante se encuentran óptimos.

Mira también que la batería no tenga un exceso de óxido en los bornes y presta atención al estado de los tornillos. En caso de ver muchas marcas de manipulación, será una señal de que el coche ha sido sometido a alguna reparación importante.

Probar el coche antes de comprarlo

Verificar el comportamiento del automóvil es algo esencial y para ello la mejor forma de hacerlo es probando el coche tanto en ciudad como en carretera.

Aunque no siempre es posible, intenta que el vendedor te permita utilizar el vehículo durante al menos 20 o 30 minutos para que puedas asegurarte de que todo funciona como es debido.

Revisar el libro de mantenimiento

Es imprescindible comprobar el libro de mantenimiento del vehículo, ya que éste contará con los sellos realizados tras cada revisión del coche.

También es una excelente idea preguntar por la ficha técnica del automóvil, es una forma perfecta de saber si el coche ha pasado la ITV siempre a la primera o si ha necesitado volver de nuevo en alguna ocasión.

Solicitar el informe sobre la situación del coche

Es fundamental que no lleves a cabo el contrato de compraventa sin haber verificado que el automóvil no tiene multas o facturas de taller pendientes de ser pagadas.

Hay auténticos “chollos” a la venta que esconde esta trampa. Por tanto, antes de iniciar el papeleo pertinente, asegúrate de que el coche que vas a adquirir está totalmente libre de cargas.

Pues bien, ahora ya conoces los aspectos imprescindibles a tener en cuenta antes de comprar un coche de segunda mano. Y si vas a vender tu automóvil, asegúrate de tenerlo todo a punto para no perder la transacción. ¡A rodar!

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Consejos, Motor, Seguridad vial. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *