Conduciendo coches para el desguace

A partir de primeros de 2014 la Guardia Civil de Tráfico de todo el territorio nacional tendrá a su disposición el sistema telemático ITICI, que actualmente se está probando en Cataluña y la Comunidad Valenciana.

Este sistema pone en contacto a la Guardia Civil con los datos de las estaciones de ITV para que puedan consultar en el momento si un vehículo ha pasado la inspección. Con este nuevo sistema de control se quiere reducir el alto número de vehículos que circulan con graves problemas de seguridad.

desguace

Además de la sanción económica, se obligará a los propietarios a pasar la ITV de su vehículo. Se calcula que la mitad de los coches que circulan sin haber pasado la inspección técnica deberán pasar antes por un taller o, incluso, vender el vehículo al desguace.

Peligro en las carreteras

Los datos han sido facilitados en el XVIII Congreso de Calidad en la Automoción, organizado por la Asociación Española para la Calidad, en Valladolid. Estos datos suponen un duro golpe para la seguridad vial de nuestras carreteras, ya que muchos de estos vehículos suponen un verdadero peligro para la circulación.

Desde hace meses ya se venía advirtiendo del elevado envejecimiento del parque automovilístico español y de los riesgos que eso conlleva. Pero poco se puede hacer, ya que las campañas estatales para promover la renovación de los vehículos están chocando con la incertidumbre económica de los hogares.

Los problemas económicos

En estos momentos de apuros económicos, muchos propietarios se ven incapacitados para asumir la compra de un nuevo vehículo, pero a la vez necesitan disponer de uno para su trabajo o familia, por lo que se ven obligados a alargar la vida de sus vehículos lo máximo posible.

Por otro lado, se da la difícil situación de los conductores que se encuentran sin recursos económicos para asumir los gastos de puesta a punto en un taller. Es comprensible que quieran seguir utilizando su vehículo, pero deben pensar que no es aceptable que pongan ni sus vidas ni las de los demás en peligro.

El temor de la liberalización

Precisamente, una de las grandes polémicas que se ha creado alrededor de la liberalización de las estaciones de ITV es el temor de las asociaciones de conductores de que se produzcan fraudes al ser la misma empresa que realiza la revisión obligatoria del vehículo la que lo repara.

Sin embargo, desde los concesionarios y talleres se considera que la liberalización obligará a las empresas a ser más competitivas y ofrecer mejores servicios a sus clientes.

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Defectos ITV. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.