Consejos sobre aceite

Uno de los componentes más importantes para el buen funcionamiento del vehículo es el aceite del motor. Este líquido viscoso es el encargado de lubricar todo el motor mientras está en funcionamiento, y esa es razón de más para que estemos muy pendientes de su estado. Como todos sabemos, es imprescindible sustituirlo cada cierto tiempo o cada vez que realizamos un número determinado de kilómetros. El cambio debe hacerse según lo marcado por el fabricante, aunque según la antigüedad del coche o el tipo de carburante que utilice ese intervalo oscilará entre los diez y treinta mil kilómetros.

¿Qué pasa si no sustituimos el aceite a tiempo? Este irá perdiendo sus propiedades, y su consecuencia será la falta de lubricación del motor y el deterioro de sus piezas, ocasionando graves averías que nos supondrán un elevado desembolso. Igual de importante es sustituir el filtro del aceite, ya que aunque el líquido sea nuevo la suciedad que contenga el filtro pasará al lubricante, reduciendo su eficacia y su tiempo útil. Si optamos por realizar nosotros mismos el cambio de aceite debemos tener muy en cuenta la medida que lleva el depósito, ya que si nos quedamos cortos o nos pasamos podemos encontrarnos con serios problemas. En el caso de echar menos del correcto, el resultado es el visto anteriormente: falta de lubricación etc. Si nos excedemos, corremos el riesgo de, entre otras cosas, deteriorar los paneles de los catalizadores o los retenes de goma. En un caso extremo puede haber una sobrealimentación del motor dañando todos los componentes del mismo. Si nos damos cuenta de que efectivamente hemos echado demasiado aceite debemos hacer un vaciado del depósito quitando el tornillo del cárter.  También podemos llevar el coche a un especialista para que sea él quien nos haga el vaciado. No obstante, si sólo nos excedemos un poco podemos dejar que sea el propio motor el que queme el aceite sobrante, pero si es una cantidad elevada no debemos arrancar el vehículo.

Las averías ocasionadas por una mala gestión del aceite son más graves de lo que cabe imaginar, por ello es de vital importancia que realicemos los cambios de aceite y de filtros en los plazos establecidos. Su precio no es ni mucho menos elevado y nos ahorrará dinero y disgustos. Asimismo, es aconsejable que todo esto nos lo haga un especialista.

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Consejos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *