Elegir un buen seguro para tu coche

El seguro del vehículo, aparte de ser obligatorio, es algo esencial para circular con total garantía. La cobertura en carretera ante cualquier incidencia sólo la tenemos manteniendo al día nuestro seguro. Actualmente hay multitud de compañías dedicadas a ofrecernos este servicio, por lo que la oferta (y la indecisión a la hora de elegir cual nos conviene) es elevada. Hay que empezar sabiendo que no hay una aseguradora que sea la mejor, aunque en los consejos publicitarios nos cansemos de ver a todas las compañías vendiéndose como la más eficiente. Cada una de ellas tiene sus ventajas y desventajas, y dependerá más de nuestro perfil al volante y del uso que le demos al coche el precio y las prestaciones que obtendremos por contratar uno u otro seguro.

Y es que muchos conductores se basan en la publicidad como razón de peso para la elección. Baste como ejemplo el impresionante aumento de las pólizas realizadas por una conocida aseguradora cuando comenzaron a imprimir su publicidad en los monoplazas de Fernando Alonso. También utilizamos como criterio de a la hora de escoger el número de asegurados que ya posee cada compañía, cuando quizá otra con menos clientes en cartera nos ofrece un precio más ajustado para lo que nosotros buscamos.

Debemos leer bien lo que ofrece la póliza. Fuente: seguroz.com

 

Porque eso es lo primero que tenemos que tener en cuenta: ¿qué seguro nos hace falta realmente? Si tenemos un coche de más de cinco años, quizá no nos merezca la pena contratar uno a todo riesgo. A no ser que tengamos un vehículo de alta gama, los automóviles con más de un lustro han perdido buena parte de su valor, y no sale rentable seguir pagando las elevadas cuotas que este tipo de seguro nos exige. Con mantener el base y añadir algún extra que si nos puede hacer falta (rotura de lunas, robo…) es suficiente. Otra cosa es cuando nuestro coche es nuevo y aún conserva un buen precio de mercado, saliendo rentable un seguro a todo riesgo e incluyendo franquicia.

Otro dato fundamental que determina el precio del seguro es el perfil del coche para el que lo contratamos. Es obvio que tendremos que pagar más por un Porsche que por un Dacia, ya que es mucho más caro reparar un modelo de la marca de Stuttgart que del fabricante rumano. Pero dentro de cada marca hay que saber que pagaremos más según la potencia y los componentes del vehículo. Las versiones más potentes de cada gama suelen tener reflejado en el precio del seguro un incremento de aproximadamente un 20%. También la inclusión de extras hará que aumente el costo de la póliza, ya que no es lo mismo arreglar un coche con GPS, llantas de aleación y tapicería de cuero que uno que venga con el equipamiento de serie. Igualmente, el color que elijamos va a tener repercusión en el precio del seguro. Un color metalizado supondrá un aumento del precio dado que este tipo de pintura es más cara. Asimismo las aseguradoras realizan estadísticas sobre los colores de los coches siniestrados y aquellos que más accidentes sufren tienen una penalización en la póliza.

Aquellos vehículos con colores poco vendidos tendrán un “descuento” en su seguro con respecto a otro que sea de color negro o rojo. También influirá en el precio nuestra edad (hasta los veinticinco años de edad el importe será mucho más elevado) y el tiempo que llevemos con el carné. Otro dato que tienen en cuenta estas compañías es el número de partes de incidencias que les remiten los conductores a lo largo del año. Si durante un periodo de tiempo establecido el asegurado no remite ningún tipo de accidente, golpe… a la empresa obtendremos una bonificación traducida en un descuento del importe de la póliza en la siguiente factura. En otras palabras, se premia a los buenos conductores.

Como ya se indicó, actualmente contamos en España con un gran número de aseguradoras. Sin entrar a valorar a ninguna de ellas, hay datos de relieve que pueden ser útiles para todos los conductores. Por ejemplo, es interesante saber que en España la aseguradora líder del mercado es Mapfre gracias a sus millones de asegurados y sus más de tres mil oficinas. Otra de las aseguradoras que más ha crecido últimamente es la catalana Fiatc, convirtiéndose en la tercera compañía del país. No nos podemos olvidar de otras como Mutua Madrileña, Direct Seguros u Ocaso, todas ellas con varios años de experiencia. También han surgido algunas otras con características desconocidas hasta la fecha, como algunas que ofrecen bonificaciones si sólo se incluye a un único conductor. Al margen de todas ellas, existen hoy día empresas especializadas en la búsqueda del seguro apropiado para cada caso.

El ejemplo más actual es el de rastreator, página web dedicada a encontrar la póliza más acorde con los datos que aporta el cliente.

Parte de seguros estándar. Fuente: todomotos.com

 

Una vez que hemos decidido el seguro que más nos conviene, es vital que paguemos el recibo del mismo en los plazos establecidos. Desde que nos expira, tenemos un mes para efectuar el pago. En el caso de que no lo hagamos, nos exponemos a que nos multen con 800 euros, y si nos detienen circulando sin el seguro en vigor nos sancionarán con 1500 euros. Hay que tener en cuenta que durante ese mes de “prórroga”, la aseguradora nos mantendrá el seguro mínimo que necesita un coche para circular, pero si en ese período tenemos algún accidente tan sólo se hará cargo de los daños ocasionados a otras personas, nunca a nosotros, por lo que quedamos desprotegidos ante un robo, si necesitáramos hospitalización…

A modo de conclusión, hay que recordar que no nos vamos a encontrar con la aseguradora perfecta. De ello nos daremos cuenta si tenemos que asegurar más de un coche, puesto que quizá para el primer automóvil es ventajosa una compañía pero para el segundo no. Por lo tanto, la mejor solución para elegir una buena póliza es armarse de paciencia y estudiar lo que nos interesa y después solicitar a cada compañía un presupuesto personalizado o, como se indicó antes, utilizar una de las empresas dedicadas a las comparativas especializadas de seguros. Los datos aquí expuestos son generales, y son los criterios en los que se basan la mayoría de las compañías, pero hay que contar con que cada aseguradora es un mundo y que tendrá, muy posiblemente, sus requisitos razonamientos propios para bonificar o “penalizar” a un conductor.

 

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Servicios ITV. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Elegir un buen seguro para tu coche

  1. Seguros y Prevencion dijo:

    Buenas noches
    Tengo una consulta, el tomador del seguro es mi papá porque dice mi aseguradora que me sale mas barato, yo tengo 19 años sin ningún problema ni accidentes. Es en verdad una ventaja que mi papá sea el tomador del seguro porque me sale mas barato??.
    ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *