Críticas a la privatización de las ITV extremeñas

No todo son buenas críticas a la adjudicación de las nuevas estaciones de inspección de vehículos extremeñas a manos privadas. Desde el Ayuntamiento de Villanueva de la Serena, su alcalde considera que no está justificado la privatización de este servicio y se pregunta si la razón no será promover a determinados grupos empresariales.

A consideración de Gallardo, la Junta de Extremadura está desmantelando muchos de los servicios públicos de la región. Además, critica que se le haya adjudicado la gestión a una empresa valenciana y no a una extremeña, porque considera que esta decisión refleja la poca confianza que el Ejecutivo tiene en las empresas de la región.

montaje matrículas

Gallardo va incluso un poco más allá al preguntarse qué intereses pueden empujar al PP extremeño a traer una productora valenciana para el Canal de Extremadura y otra empresa para la gestión privada de las inspecciones de vehículos.

Impacto negativo en talleres de la zona

Una de las mayores preocupaciones del alcalde de Villanueva de la Serena es el impacto negativo que tendrá en las empresas del municipio dedicadas a la reparación automovilística la puesta en marcha de una ITV en el vecino Don Benito, pues con la nueva liberalización del sector la misma empresa concesionaria podrá ofrecer el servicio de reparación.

Gallardo teme que esta primera concesión privada en la región suponga el primer peldaño de la privatización de todo un servicio público que se venía realizando con una buena calidad y con un control de los precios por parte del Gobierno regional.

Temor ante la liberalización del sector

Además, el primer edil villanovense está en contra expresa de la privatización de este servicio porque cuando se proyectaron las distintas estaciones de inspección públicas se realizó guardando un equilibrio entre comarcas y municipios que se rompería con la liberalización del sector.

Gallardo pone como ejemplo de los problemas que las empresas privadas están suponiendo en otras comunidades como Castilla La Mancha, donde se ha denunciado que muchas empresas privadas que gestionan centros de ITV ofrecen manga ancha por acudir a revisar su vehículo sus centros, por lo que se está produciendo un problema de seguridad vial.

El temor de que con la liberalización esta práctica se extienda por toda la geografía española, ya lo vienen denunciando las asociaciones de conductores, quienes creen que a este tipo de fraude se le puede añadir el que se produzca una indefensión de los propietarios frente a las empresas que realicen tanto inspecciones como reparaciones.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.