Embarazo y cinturón de seguridad

Habrás oído muchas veces que el cinturón de seguridad no es obligatorio durante el embarazo y que puede ser muy peligroso para el feto. La verdad es que no hay mucho de cierto en todo esto. Lo realmente peligroso para el feto es el fuerte golpe que se puede llevar la madre en caso de accidente. El cinturón es obligatorio, pero hay que colocarlo correctamente para evitar que pueda causar problemas.

Un cinturón convencional debe de ir con la banda horizontal situada justo debajo de la barriga, a la altura de la pelvis. La banda diagonal debe de ir sobre el hombro, alejada del cuello y por el medio del pecho, tal y como la debe de llevar cualquier otro conductor.

Modelos especiales para mujeres encintas

De lo que no hay duda es que si el cinturón de seguridad ya es incómodo de por si para algunas personas con características físicas algo diferentes a la media cuándo se está esperando un bebé aún puede serlo mucho más. Sobre todo si nos preocupa colocarlo mal y dañar al niño. Para mejorar la comodidad y la tranquilidad de la madre, hay diferentes dispositivos que ayudan a que pueda conducir segura y a gusto.

Por ejemplo,la FundaciónCidaut(fundación para la investigación y desarrollo en transporte y energía) ha creado un chaleco especial que mejora las prestaciones del cinturón y lo adecuan más a su uso cuándo se está esperando un hijo. El chaleco contiene unas guías para las bandas del cinturón que hace que sea imposible colocarlas mal.

Además de este chaleco, que es un dispositivo muy novedoso y que ya ha sido probado con dummies demostrando una gran efectividad, hay ya comercializados varios cinturones de seguridad para embarazadas.

¿En que consisten los cinturones de seguridad para embarazadas?

Estos dispositivos, que podemos encontrar por precios entre los 35 y los 60 euros, son muy sencillos de utilizar y a la vez muy efectivos. Realmente no son más que un cojín que colocas en el asiento y que guía la banda horizontal del cinturón para que no se mueva de la altura de tu pelvis o de tus caderas.

Como ves es realmente sencillo conseguir que el cinturón se aguante en su sitio con uno de estos dispositivos. No son demasiado caros y te dan la seguridad de que las bandas van a permanecer justo dónde tienen que estar. No llegan al nivel del chaleco del que he hablado pero a su favor son más sencillos de colocar y mucho más discretos.

Esta entrada fue publicada en Consejos, Noticias, Seguridad vial. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Embarazo y cinturón de seguridad

  1. Taller glp Madrid dijo:

    Un aparato no muy caro y que puede ahorrarnos sustos. Muy útil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *