Escándalo de las ITV en Cataluña, ahora también caso “Zumosol”

Siguen pasando por el juzgado diferentes imputados y testigos para realizar declaraciones sobre el caso de la adjudicación fraudulenta de las ITVs en Cataluña, donde presuntamente están implicados Oriol Pujol y varios ex altos cargos dela Generalitat.

En las grabaciones de las que dispone la acusación se escucha al ingeniero industrial Sergi Pastor comentar que va a consultar diferentes aspectos sobre la creación de las sociedades fraudulentas usadas para conseguir la adjudicación de las inspecciones, a un tal “Zumosol”.

Preguntado sobre si era Oriol Pujol la persona a la que se refería con ese peculiar apodo, Pastor declaró que si bien era cierto que en alguna ocasión si se había referido al hijo de Jordi Pujol con ese apodo, aunque también lo usaba para otras personas ya que era una palabra que utilizaba a menudo familiarmente hablando.

Puignou reconoce  pagos de más de 140.000 euros

Por otra parte, Ricard Puignou empresario relacionado con las ITVs  ha reconocido pagos de 12.000 euros mensuales durante un año a favor de Sergi Alsina, también imputado en el caso. Ha reconocido abiertamente que estos pagos estaban encaminados a conseguir asesoramiento para que se le abrieran puertas a fin de conseguir la concesión de nuevas estaciones de inspección técnica de vehículos.

Lo que no ha dicho en ningún momento es que buscara la influencia de su amigo íntimo Oriol Pujol, principal imputado del caso. De todos modos las cosas se complican para Pujol y para su otro amigo Josep Tous, ya que cada vez se van viendo más cercados por las declaraciones y por las documentaciones que van apareciendo.

Los Alsina y los Pujol, familias con íntima amistad

Alsina ha intentado con sus declaraciones exculpar a su íntimo amigo y número dos de Convergencia. El periódico El País ha publicado que ambas familias veranean juntas desde hace años en Urús y hasta comparten una cuenta corriente para cubrir las facturas de las casas.

Mientras que por un lado Alsina cobraba 12.000 euros mensuales de Puignou por su asesoramiento, por  otro pagaba 2.000 euros a Josep Tous, otro implicado del caso, supuestamente para que le asesorara sobre supuestos negocios en Sudamérica. Casualmente o no, Tous también cobraba por parte del gobierno con el supuesto fin de pacificar el sector de las concesiones dela ITV.

Y lo cierto es que los ciudadanos pronto necesitaremos un esquema para saber quien cobraba de quién y por qué motivo, puesto que en esta trama todo parece estar íntimamente relacionado y se han justificado muchos pagos por presuntas labores de asesoramiento que, cuánto menos, resultan muy sospechosas.

Esta entrada fue publicada en Fraude ITV. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *