I want my ITV

Eso cantaba Sting, o casi, en la canción Money for Nothing de Dire Straits (uy, que título tan apropiado para el asunto que tratamos, por cierto). Venía pensando en cómo podrían mejorar las ITVs su atención al cliente, pero me vino la frase a la cabeza y no me la quito… La mejor forma, pensar otra canción. Así que vamos a hacer una banda sonora para ir a la ITV.

Yendo hacia la ITV y contra toda lógica y experiencia, me suelo sentir optimista, no sé por qué. En mi estación de cabecera lo primero es la inspección de humos. Al llegar y, sobre todo si no hay mucha cola, no puedo evitar tararear Pisa el acelerador de Joaquín Sabina. Bueno, alguna vez también he pensado “tampoco hace falta tanto”…

car music

¿Que si así voy a pasar la ITV? Don’t worry, be happy…

El espíritu de Waiting for the man de Velvet Underground entra en mí cuando apago motor y espero pacientemente que corra la cola y veo a los inspectores de acá para allá. Por fin, uno de ellos me hace aspavientos para que me delante. Your time is gonna come, me digo a mí mismo, como hacía Robert Plant, pero más bajito.

Lo de comprobar la dirección es como La Yenka…

Communication breakdown. Ya lo decían los Led Zeppelin. Este inspector y yo no nos entendemos. No le oía bien cuando me decía que diera no sé qué luces, y ahora no hay forma de hacerle entender que si esta pequeña, insignificante modificación estructural en mi vehículo ya pasó la ITV el año pasado, ¿por qué no habría de pasarla también este año?

Si, There is a light that never goes out (The Smiths) en el tablero de control de mi vieja chatarra. Tranquilo majete, le decimos Rosendo y yo al inspector, y le montamos nosequé Cambalache a lo Carlos Gardel, que si es por el chivato de la calefacción, que si la junta de la trócola, que si la abuela fuma… Ay, todo sería más fácil con un Tractor Amarillo (esta no sé de quién es…).

Y ha llegado, siempre llega, la hora de que me entreguen la preciada pegatina. Rezo para que el inspector no salga cantando Another one bites the dust, de Queen. No. Es favorable. Albricias. En momentos como estos, por lo menos yo, me siento con cuerpo de Born to be wild (Steppenwolf). Gafas de sol, me descapoto, melena al viento y  darle caña!

Esta entrada fue publicada en Defectos. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.