Temor ante la pérdida de objetividad en las ITV

Según hemos ido comentando en anteriores post, existe un enorme temor por parte de AECA-ITV, la entidad que representa a las empresas concesionarias de los centros de ITV, de que, con el cambio de legislación en la regularización de las inspecciones, se produzcan situaciones en las que una misma empresa sea juez y parte en el proceso.

Esto se daría en los casos de las empresas que habilitaran sus instalaciones para realizar la Inspección Técnica de Vehículos y supervisaran en ellas su propia flota. Por ello la AECA-ITV ha pedido al Gobierno que salvaguarde la objetividad e independencia de las revisiones periódicas de los vehículos.

mecánico

Por su parte y en el marco del Foro de Automoción de la asociación de vendedores Ganvam, Mario Armero, el vicepresidente de ANFAC, declaraba su apoyo a que los concesionarios prestaran no sólo el servicio de ITV sino también en sus propias instalaciones.

Los polos opuestos

Como se puede ver, ANFAC y AECA-ITV mantienen dos posturas totalmente distintas y enfrentadas. Dos maneras de ver el servicio de Inspección Técnica de Vehículos desde dos vertientes distintas.

Por un lado, está la AECA-ITV que defiende que se mantenga como servicio público y que no se desligue del control de las Administraciones. Y por otro, el de ANFAC que ve con buenos ojos la liberalización del sector.

Encaminados a un nuevo oligopolio

Es cierto que las razones que se esgrimen desde ANFAC de que la liberalización permitirá una mayor competencia entre las entidades que realicen las revisiones hacen prever una bajada de los precios.

Pero tristemente, ya hemos sufrido otras liberalizaciones que, tras la bajada inicial de precios por los grandes conglomerados que acabaron con el cierre de los pequeños competidores, se convirtieron en oligopolios con el poder de manejar a su antojo la situación.

Liberalización o desregulación, he aquí la cuestión

Este es el principal temor que se tiene desde el sector de las ITV y de las asociaciones de conductores. Estas asociaciones, en principio, ven con buenos ojos que haya mayor competencia entre los Centros de ITV, pero siempre con un cierto control que evite los posibles abusos derivados de que el mismo centro pueda realizar los arreglos que ha “detectado”.

La propuesta que hay actualmente sobre la mesa del Ministerio de Industria propone retirar todas las incompatibilidades que hay ahora, con lo que más que una liberalización las asociaciones y AECA-ITV consideran que será una desregulación.

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Servicios ITV y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.