ITV Desfavorable: Qué ocurre si rechazan tu coche

Cuando llevamos nuestro vehículo a pasar la ITV, podemos obtener tres resultados: una resultado de inspección favorable, una ITV desfavorable o la inspección negativa. En el primer caso, te darán la pegatina y no tendrás que volver a la estación hasta la siguiente inspección; y todos sabemos qué pasa si un coche no supera la ITV: los defectos son tan graves que el coche no podrá circular hasta que los arregle, ni siquiera para acudir al taller para repararlos. La duda llega cuando el resultado de la ITV es desfavorable.

Muchos conductores no saben qué hacer ante una ITV desfavorable, algo que si bien no es el pan de cada día sí que es relativamente habitual. Normalmente una ITV será desfavorable si hay algún fallo grave en el vehículo o si en la inspección se han detectado una serie de fallos leves que, unidos, pueden suponer un peligro para ti o para el resto de usuarios de la vía. Si la inspección de tu vehículo es desfavorable tienes un plazo de hasta dos meses para solucionarlo, y hasta entonces no podrás utilizar el vehículo.

¿Cuánto tiempo tengo para arreglar el vehículo?

Los plazos para subsanar fallos que provocan el resultado desfavorable a la hora de pasar la ITV los fijan las comunidades autónomas, que tienen transferidas las competencias; pero por norma general nos dan un par de meses para arreglarlo. Puede haber excepciones, ya que si el encargado de pasar la ITV calcula que con dos meses no es suficiente para corregir los defectos que han provocado esa inspección desfavorable te puede dar unos días más de margen para solucionar el problema.

También nos podemos encontrar con la situación contraria, que en nuestra comunidad autónoma el plazo sea inferior y tengamos menos de dos meses para subsanar los fallos. En cualquier caso, si el resultado es desfavorable en la propia estación donde pasaste la ITV te informarán del plazo que tienes para solucionar el asunto. Una vez reparado el vehículo, deberás regresar a la misma estación para comprobar que todo está en orden y que la ITV desfavorable se convierta en una inspección favorable.

 

¿Puedo circular con la ITV desfavorable?

La respuesta es un rotundo no. No se puede circular con una ITV desfavorable, aunque hay una excepción: ir de la estación de la ITV al taller para reparar los defectos y del taller a la ITV para la segunda inspección del vehículo. De hecho, esta es la gran diferencia entre una ITV desfavorable y una inspección negativa, en el segundo caso el vehículo es un peligro rodante y será inmovilizado, por lo que necesitarás una grúa para llevarlo al taller. Si circulas con la ITV desfavorable te pueden sancionar con una multa de 200€.

Qué pasa si soluciono la ITV desfavorable fuera de plazo

Tú, como titular del vehículo, eres el único responsable de solucionar los fallos que han provocado ese resultado desfavorable a la hora de pasar la ITV, y si no lo haces dentro de plazo te expones a que la estación de ITV se ponga en contacto con la Jefatura de Tráfico y le proponga dar de baja tu vehículo.

El plazo que tenemos para arreglarlo es suficientemente amplio (un mes), pero si llegas tarde tendrás que pasar una nueva inspección completa. Tampoco sirve lo de buscar otra estación para pasar la ITV, ya que necesitarás una autorización de tu comunidad autónoma.

¿Cuánto cuesta la segunda revisión?

Otro de los problemas de pasarse de plazo a la hora de solucionar estos problemas es que la segunda revisión te puede salir más cara. Una vez más, el cuanto cuesta depende de donde vives. En Aragón, Andalucía o las dos Castillas es gratis siempre que sea dentro de los dos primeros meses, plazo que se reduce a un mes en Euskadi, Navarra o La Rioja -en el segundo mes se paga el 70%-, 21 días en Asturias, dos semanas en Catalunya o 15 días hábiles en Cantabria y Canarias. En Madrid depende de la estación, en Valencia siempre se paga el 70%, en Baleares depende del defecto y de la isla y en Galicia siempre es gratis…

Fallos que provocan una ITV desfavorable

Como decíamos al principio, el resultado de ITV puede ser desfavorable por dos razones: un fallo grave o una serie de defectos leves que por sí solos supondrían una ITV favorable con defectos leves (puedes circular sin problemas con el vehículo, pero constará que tiene algún defecto aunque no hace falta una segunda inspección) pero que acumulados suponen un resultado desfavorable en la ITV.

Entre los defectos graves que provocan una ITV desfavorable destacan los que afectan a la seguridad, como tener un retrovisor roto, los frenos en mal estado, utilizar neumáticos diferentes en el mismo eje, utilizar bombillas sin homologar, problemas con la emisión de contaminantes… Por eso muchas veces nos recomiendan que, antes de ir a la ITV, pasemos una revisión previa para subsanar a tiempo estos problemas y obtener una inspección favorable ahorre el estrés de arreglar el coche y pasar una segunda.

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Servicios ITV. Guarda el enlace permanente.

30 Respuestas a ITV Desfavorable: Qué ocurre si rechazan tu coche