ITV de taxis: requisitos, precios y particularidades

Ahora que el debate entre el taxi y los vehículos VTC está encima de la mesa, es un buen momento para hablar de la ITV en los taxis: su periodicidad, las particularidades que tiene, qué miran en la inspección, sus precios… Sobra decir que en un servicio como es el transporte de pasajeros, el hecho de pasar la ITV es indispensable para conservar la licencia. Además, son vehículos que pasan gran parte del día en la calzada, por lo que es importante asegurarse de que todos los elementos están en perfecto estado.

Cada cuánto pasa la ITV un taxi

Igual que los vehículos de transporte privado, la edad del taxi marcará la periodicidad de la ITV, pero con una importante limitación. Así, durante los primeros 5 años a partir de la fecha de matriculación la ITV será anual, convirtiéndose en semestral hasta los 10 años. Una periodicidad inferior a la de los turismos privados, aunque la gran diferencia es que a los 10 años, el taxista debe sustituir el vehículo, ya que el taxi no puede prestar el servicio. Esta periodicidad es idéntica para todos los vehículos para el transporte de personas, estén equipados o no con taxímetro.

Qué miran en la ITV de los taxis

La revisión de un taxi no es muy diferente a la inspección que pueda pasar cualquier otro vehículo, y el resultado será siempre el mismo: favorable, desfavorable o negativa. Como en los vehículos de uso privado, el taxi puede obtener un resultado favorable con defectos leves, lo que no le impedirá seguir circulando, aunque lo ideal sería que el conductor reparase esos defectos antes cuanto antes. Eso sí, no tendrá que volver a pasar la ITV hasta la próxima revisión, como pasa con las ITV desfavorables o negativas, y podrá seguir prestando el servicio de taxi.

En cambio, si la ITV es desfavorable o negativa el taxista no podrá utilizar el vehículo hasta que se subsanen los defectos detectados en la inspección y vuelva a pasar de nuevo la ITV obteniendo un resultado favorable. A la hora de pasar la ITV, además de solicitar cita previa, no olvides llevar el permiso de circulación del vehículo, la tarjeta ITV y el seguro obligatorio del vehículo. Como es habitual, la documentación será la primero que comprobarán antes de pasar a las cuestiones mecánicas.

taxis

El taxímetro es el elemento más importante a la hora de pasar la ITV con el taxi

Revisarán cuestiones como las luces, los faros, los frenos, las suspensiones, los espejos retrovisores, los limpiaparabrisas, las puertas y ventanillas, los neumáticos o los cinturones, entre los aspectos más destacados. También el estado de la carrocería, y como no podía ser de otra forma el técnico de la ITV analizará las emisiones de gases de tu taxi.

Más allá de todas estas cuestiones relacionadas con el correcto funcionamiento del vehículo, la gran diferencia con la ITV del resto de vehículos privados es que deben superar la revisión del taxímetro. No es nada especial, solo se comprueba que el funcionamiento del taxímetro sea correcto y que el vehículo cuente con las tarifas actualizadas de la comunidad autónoma en la que trabaja. Por lo demás, la ITV de los taxis no tiene más misterio.

Precio de la ITV de taxis

De la misma forma que para el resto de vehículos el precio de la ITV depende de la comunidad en la que vivamos, las tarifas de la ITV para taxis varían de una comunidad autónoma a otra. Eso sí, al comprobar que el taxímetro cuente con las tarifas autonómicas actualizadas puedes tener dificultades a la hora de pasarla en otra comunidad autónoma, algo bastante habitual entre los conductores, especialmente los de turismos, ya que de esta forma podemos ahorrar una importante cantidad de dinero en la ITV.

Además de nuestro lugar de residencia, el precio de la ITV también puede variar según el coche sea un gasolina con o sin catalizador o un diésel. De hecho, las asociaciones de consumidores calcular que el coste medio de la ITV para los taxis diésel o catalizados es de unos 39€, aunque en comunidades como Extremadura la media baje hasta 30€. Sin embargo, en comunidades como Madrid, sin regulación, el precio puede superar los 50€, un buen reflejo de la diferencia entre precios en las diferentes comunidades.

Otras revisiones para taxis

Más allá de la ITV, los taxis están sometidos a otras inspecciones o revisiones. Por ejemplo, la revisión administrativa anual del municipio donde operan, la revisión de sustitución cuando el taxista sustituye el vehículo titular de la licencia por otro, la revisión de las mamparas de seguridad -solo si el taxi está equipado con ellas- o cualquier revisión extraordinaria para revisar el buen estado del vehículo y sus partes o el cumplimiento de las condiciones de la licencia. Si en estas revisiones se detecta un fallo, el titular de la licencia tendrá que corregirlo antes de tener un veredicto favorable, igual que en la ITV.

Esta entrada fue publicada en En profundidad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *