Opacidad e ITV: qué ocurre si te rechazan el coche por gases

Una de las razones por las que te pueden rechazar la ITV es que el coche no haya superado la prueba de gases. En el caso de los vehículos equipados con motor diésel, una de las pruebas clave para controlar la emisión de gases es la prueba de opacidad, que despierta dudas -y recelos- en los conductores. Por si fuese poco, el límite de opacidad cambia según cuando se matriculó el coche y la normativa ha sufrido varios cambios en los últimos tiempos. Vamos a tratar de despejar alguna de estas incógnitas.

Qué es el test de opacidad

Consiste en la medición de humos del escape, y si tu coche sigue unas pautas demantenimiento adecuadas no tiene por qué suponer ningún problema. En esta prueba se lleva el motor desde el ralentí hasta la velocidad de desconexión, hasta el corte de inyección, acelerando en vacío. Para no dañar el motor se realiza con el propulsor a la temperatura ideal -unos 80º C- y con la radio, las luces u otros elementos auxiliares que consumen energía apagados.

En la prueba de opacidad se realizan tres mediciones distintas, y la medición final se calcula a partir de la media de las tres mediciones. El límite de gases diésel para vehículos matriculados a partir del 1 de julio de 2008 es de 1,5; pero si tu coche es más antiguo el límite está en 2,5 para los diésel atmosféricos y en 3 para los turboalimentados. Para los nuevos vehículos con niveles de emisión en TITV Euro 6 y Euro VI el límite se rebaja a 0,7, mientras que los vehículos anteriores al 1 de enero de 1980 están exentos de esta prueba.

Pruebas más duras a partir de septiembre de 2017

Quizá explicado de esta manera te suene demasiado técnico, pero dicho con otras palabras la prueba de opacidad mide el humo negro del coche, la contaminación. A partir del mes de septiembre de 2017 la cosa se complica, ya que se reforzarán estas pruebas para que se repitan casos como el de Volkswagen, que durante años falseó los resultados de estas pruebas, vendiendo coches mucho más contaminantes de lo que decían. El nuevo sistema convivirá durante un año con el antiguo, hasta septiembre de 2018.

En principio, estos cambios no te afectarán a la hora de pasar la ITV sino que se reflejarán en las pruebas que deben pasar los diferentes modelos que lanzan los fabricantes antes de llegar al mercado. A partir del 1 de enero de 2019 todos los coches que encontremos en los concesionarios tendrán que indicar los valores de acuerdo al sistema WLTP, el nuevo modelo, salvo los últimos de su serie. Además, cada gobierno debería ajustar los incentivos y fiscalidad de estos vehículos para que su coste no repercuta sobre el usuario.

La pegatina de opacidad

Pero volvamos a lo que realmente nos afecta, los gases altos cuando pasamos la ITV. El propio fabricante te dará una placa indicativa del coeficiente de absorción declarado del coche, y según la directiva comunitaria 72/306/CEE, desde el pasado 20 de mayo no contar con esta placa a la hora de pasar la ITV será considerado una falta leve. Sin embargo, a partir del 20 de mayo de 2018 no tener la pegatina de opacidad será considerado defecto grave, por lo que te arriesgas a no superar la ITV por culpa de ese defecto.

Qué hacer si no paso la prueba de gases

Si no has pasado la prueba de gases tendrás que quitar humos del coche. Lo primero que debes saber es que si el “suspenso” se debe a una medición anormal -que se desvía en exceso del resto de mediciones- se puede ignorar. Como máximo pueden realizarse ocho ciclos de mediciones, aunque si en los tres primeros ensayos los resultados son excesivamente altos no se realizarán más pruebas. En cambio, si están muy por debajo del límite el vehículo habrá superado la prueba emisiones sin tener que realizar más pruebas.

Hay quien te recomendará trucos como añadir aditivos al combustible, mezclar un poco de gasolina con el gasoil y soluciones de estar por casa similares. Sin embargo, antes de hacer cualquier de estos experimentos o de ir al taller para que lo revisen, reflexiona sobre si el coche, diesel o gasolina, funciona bien. Si no expulsa humo y consume lo que debería prueba a recorrer unos 70 u 80 kilómetros subiendo el de vueltas en marchas cortas de vez en cuando.

Así, si además mantienes durante tramos un régimen de giro alto -alcanzando incluso las 4.000 vueltas por minuto- o circulando entre las 3.000 y las 3.500 vueltas en 3ª o 4ª en vez de ir en 5ª a unas 2.000 vueltas, se eliminará la carbonilla acumulada en el escape. Si así tampoco hay forma, la única solución es ir al taller para que revisen primero los filtros de aire y el sistema de escape. Si el problema tampoco está ahí, no habrá más remedio que revisar la inyección antes de pedir cita previa.

Esta entrada fue publicada en En profundidad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Opacidad e ITV: qué ocurre si te rechazan el coche por gases

  1. Sergio Buyolo Miranda dijo:

    Tengo un vehiculo desde 25 /1271999 lo utilizo muy poco unos1500 km año pues utilizo todos los transportes publicos por Barcelona he pasado la itv sin problemas, por un dia de contaminacion me pueden sancionare impedirme hacer 40 kms?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *