ITVs en peligro de extinción

Hace unos meses saltaba a la palestra una noticia acerca de la reforma en las concesiones de los servicios propios de las ITVs propiciada por el Ministerio de Industria. El nuevo decreto permitiría realizar la inspección técnica de los vehículos a talleres o grandes flotistas que obtuvieran una licencia para ello.

Desde la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV) se ha manifestado su descontento por la medida y terminaban el año pidiendo al Gobierno que se mantuviera el actual estado de concesión del servicio.

itv

La remodelación está siendo una controversia porque supone la desaparición de las incompatibilidades que hoy día estaban vigentes para ofrecer el servicio. De esa forma los mismos talleres que te hacen la reparación podrían pasar la inspección.

Fuertes protestas por la posible parcialidad

La queja de la AECA-ITV va en este sentido. De producirse ese hecho dicen que habrá un conflicto de intereses en los talleres que puede ir en menoscabo de la seguridad del usuario del vehículo. Y es que alegan motivos de seguridad vial para intentar frenar una reforma que es ya inevitable.

Esta asociación ha recordado en un escrito que la derogación de las incompatibilidades puede dar lugar a una parcialidad en la realización de las pruebas a los coches y que de ese modo se produzcan graves irregularidades en la inspección. Han argumentado que no es lógico que una compañía de transportes pueda realizar la ITV a sus propios autobuses o que un taller tenga que reconocer que alguna de sus reparaciones fuera defectuosa y no pasara el examen.

Además, han criticado que esta medida va legalmente en contra de una función que debería ser de naturaleza pública soberana y no estar realizada por particulares que pueden hacer primar sus intereses frente a la seguridad de los conductores.

Liberalización de la ITV

Por otro lado, esta reforma promueve una libre disposición de autorizaciones para crear nuevas instalaciones. Lo cual no es negativo, pero hay que tener en cuenta que no hay suficientes vehículos como para que proliferen tanto las nuevas instalaciones de ITV.

Solamente en dos años, las instalaciones de la ITV en Madrid han pasado de ser 17 a haber un número de 51 naves. También Castilla la Mancha pasó de tener 17 a 47. Esta proliferación sin medida hace pensar que podamos ver cómo alguna estación se cierra en pocos meses.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.