La importancia de que nuestro coche pase la ITV

Para muchos conductores,  el momento de llevar sus vehículos a pasar la revisión de la ITV se convierten en una pesadilla por el miedo de que algo no salga como esperaban y se vean obligados a gastar un dinero extra para arreglar las averías que los expertos hayan detectado durante la inspección técnica.

Pero todos debemos estar seguros de que esta inspección técnica que nuestro vehículo pasa de manera regular (dependiendo del tiempo de matriculación de cada uno de ellos) es necesaria para que pueda mantenerse en condiciones óptimas de seguridad.

itv1

El momento de matriculación, clave para la fecha de inspección

Todos los conductores saben que la fecha en la que deben pasar la ITV con sus vehículos depende directamente de la fecha de matriculación. De esta forma, la primera revisión llega a los 4 años desde su matriculación, volviendo a pasarla cada 2 años entre el cuarto y el décimo año de su matriculación, y anualmente una vez cumplido el décimo año.

La disminución en el intervalo de las diferentes revisiones se debe a la importancia que adquiere la vigilancia de los diferentes elementos que componen nuestro vehículo, ya que el deterioro de nuestro vehículo es directamente proporcional a los años que pasan desde su compra, pero sobre todo, al uso que le demos.

Una inspección con todo detalle

Por eso no es de extrañar que haya ocasiones en las que un vehículo con 8 años desde su fecha de matriculación tenga mejor estado de conservación que otro que aunque pueda tener menor número de años, cuenta con un mayor número de kilómetros realizados.

Ahí es donde cobra importancia la exhaustividad con las que los expertos suelen inspeccionar nuestro coche para cerciorarse de que todo está a punto y no supone ningún riesgo para la seguridad del vehículo y para la nuestra propia.

Hay elementos esenciales cuya vigilancia es vital como el sistema de alumbrado y de señalización, así como el sistema de frenado completo, lo que incluye el freno de mano. Esto, junto con los sistemas de seguridad del vehículo como los cinturones y los airbags son los elementos a los que más atención debemos prestar.

En caso de que alguno de estos elementos esté en mal estado, nuestro vehículo no pasará la ITV. Pero tranquilos, que más allá de los inconvenientes que esto nos pueda causar, sobre todo a nivel económico, estos cambios serán idóneos para mantener la seguridad de nuestro coche y la nuestra propia.

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Defectos ITV. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.