La seguridad ante todo

La moto supone un medio de transporte práctico y económico, pero también más peligroso que un coche. La desprotección que sufren los conductores es grande, por ello se antoja esencial adquirir el seguro de moto adecuado. Para ello, te ofrecemos par de consejos que te permitirán elegir el más adecuado.

Antes de empezar, asegúrate de preguntar a los familiares. Podrías obtener beneficios de un cliente ya asegurado, ya sean descuentos u ofertas exclusivas ofrecidas solamente a clientes originales. Además, podrás obtener opiniones cercanas de personas cercanas. Otra opción aconsejable es el caso en el que varios familiares necesiten un seguro, situación con la que también podrás obtener las mejores ofertas.

Tabla de contenidos

Muchos factores a tener en cuenta

Ten en cuenta la marca de tu moto: La cilindrada entre ellas varía, y a más cilindrada, más caro es el seguro. Además, la reparación también se puede complicar o facilitar según este parámetro. Infórmate bien de esto antes de consultar a cualquier compañía, podría ahorrarte picos de precio importantes.

369684849_271ba9a1c5

La distancia de asistencia en carretera al taller, otro aspecto a tener en cuenta. Lee bien la póliza y no te cortes en pagar un poco más para que sea ilimitada. Podrías ahorrarte un buen susto en el caso de tener un accidente lejos de tu taller contratado. Normalmente los kilómetros básicos establecidos son 150.

Más cosas, el uso que le vas a dar a tu moto. No es lo mismo un uso frecuente para trabajar y desplazarte continuamente que de forma lúdica muy de vez en cuando. Las posibilidades de accidente en uno u otro caso son muy diferentes, y por tanto el precio estipulado por la compañía aseguradora también.

Estamos hablando continuamente del caso en el que éste sea tu primer seguro. Pero deberías saber que si no es así, la nueva compañía con la que te asegures tendrá en cuenta las bonificaciones acumuladas del seguro anterior. Tenlo en cuenta a la hora de contratarlo, te podría aportar beneficios importantes.

Sé consciente de lo que haces

Tu prudencia al volante es importante, y puede influir a la hora de renovar tu seguro. La cantidad de siniestros que has tenido, los accidentes, las multas, todo se tiene en cuenta. Y no hablamos de pequeñas diferencias, hablamos de números de tres cifras… así que ya sabes, la prudencia es dinero, amigo conductor.

¿Dónde va a estar tu moto por las noches? Puede parecer un poco redundante, pero las posibilidades de robo de moto se disparan al ser comparadas con los robos de coches. Están mucho más expuestas y son, en principio, mucho más fácil de sustraer. El precio del seguro podría dispararse: Intenta encontrar un lugar donde guardarla antes de lanzarte a por tu seguro.

Si te aún así te parece un tema a obviar, cuidado. Los seguros de moto contra robos son mucho más caros. Más de cien euros pueden cobrarnos si queremos estar asegurados contra sustracción. De ti depende si merece la pena o no, cuestión que depende mucho del tipo de moto que poseas.

Diferencia entre precio y valor venal

Un consejo al respecto: Infórmate del “valor venal” de tu moto. Es el precio que tendría en el caso de que quisieses venderla en este momento. Como entran muchas variables (antigüedad, modelo, marca…), no es demasiado útil, pero puede darte una ligera idea de si merece la pena pagar o no por un seguro antirrobo.

Debes tener en cuenta todas las variables posibles, sí, pero tampoco contratar lo que no necesitas. Vamos, que no contrates un seguro con kilómetros de asistencia ilimitados si tienes pensado dar viajes cortos en moto y largos en coche. Tampoco pagues por un seguro antirrobo si tienes siempre tu moto a buen recaudo, o si es heredada, y su “valor venal” es ínfimo (es de cajón, pero cualquiera sabe).

Comparadores, la vía más eficaz y más rápida

¿Ya has tenido en cuenta todos estos aspectos? No te compliques la vida buscando compañías de manera independiente. Usa un comparador de seguros de moto, como por ejemplo Kelisto, que no solo trabaja con seguros de moto, compara muchos más productos. Se trata de un comparador muy intuitivo y sencillo de utilizar. Además se presenta como uno de los más efectivos.

Se han probado, para los mismos datos, dos comparadores más: www.verti.com y www.acierto.com. En un simple vistazo y sin profundizar demasiado, nos decantamos por Kelisto por la simple razón de ofrecer más ofertas. Esta es una opinión muy subjetiva, lo lógico es que seas tú mismo quien decida cuál le gusta más, éste es solo un consejo que te damos.

Una última cuestión: Reclamad al seguro cuando estéis en desacuerdo. No siempre las compañías cumplen con lo establecido, así que no dudes en llamar y quejarte. Si la vía diplomática no funciona, no olvides que existe un defensor del asegurado para llevarlo por la vía legal. No te conformes, es tu derecho.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.