5 consejos para mantener la batería del coche en perfecto estado

Cada vez nuestros coches cuentan con unos sistemas eléctricos más complejos. Las baterías no han escapado a esta evolución, cada vez son más complejas, seguras y eficientes pero aún así hay que realizar un buen mantenimiento de la batería del coche si no queremos llevarnos la desagradable sorpresa de ponernos al volante y que el coche no arranque. Nuestro mecánico es el más indicado para ello, pero hay una serie de medidas que podemos tomar nosotros mismos, como revisar consumos o el alternador.

 

Avisar siempre al mecánico

Lo primero que debes hacer es incluir la batería en las revisiones periódicas del coche. Cada vez que visites al mecánico para una revisión o una puesta a punto pídele que también controle la batería para ver si está en buen estado o si hace falta cambiarla.

Evitar la exposición al frío

También debes tener en cuenta que factores como la temperatura exterior del coche influyen en el rendimiento de la batería. Un frío extremo podría impedir su arranque por falta de amperaje, así que en invierno, en especial en las olas de frío, es preferible aparcar a cubierto.

Desconectar en periodos largos

Otra cuestión a tener en cuenta es que la batería se descarga aunque no toquemos el coche. Esto es algo que no todos los conductores tienen en cuenta, y si vas a estar un largo periodo de tiempo sin utilizar tu vehículo deberías desconectarla para que no consuma electricidad.

Lo único que tienes que hacer es desconectar los bornes, primero el negro (negativo) y luego el rojo (positivo). Eso sí, cuando vayas a volver a utilizar el vehículo asegúrate de conectar antes los bornes, empezando por el positivo.

Utilizar el polímetro para revisar la batería

Las baterías de densímetro son historia, y la mayoría de las que se venden hoy casi no exigen ningún tipo de mantenimiento más allá de las precauciones que hemos visto antes. De esta forma nos ahorramos peligros como la sulfatación. Lo que sí que llevan es un indicador orientativo que nos indica el estado de la batería. Pero al ser orientativo no es 100% preciso, por lo que no deberías fiarte del todo de este densímetro integrado. Por eso vamos a ver cómo revisar el alternador y la batería con un polímetro.

Lo único que tienes que hacer es apagar el coche y cualquier consumidor eléctrico como la radio o las luces antes de abrir el capó y poner el polímetro en posición de medida de tensión en continuo. El terminal rojo se coloca en el borne rojo, y el negro en el negro o en cualquier parte desnuda de la carrocería. Un resultado de 12,7 voltios indica que la batería está completamente cargada, mientras que la batería por debajo de 11,9 voltios está descargada del todo. Si está a 12 voltios tiene un 25% de carga, y en 12,2 voltios está a la mitad.

Cargar la batería correctamente

Un último consejo para efectuar un buen mantenimiento de la batería del coche es saber cómo cargar la batería correctamente para evitar problemas en el futuro. Si te has quedado sin batería, lo mejor que puedes hacer es cambiar la batería.

Eso sí, tendrás que comprar una nueva y, según el tipo de batería que lleve, en algunos coches start&stop debería hacerlo el mecánico para no desconfigurar todo el sistema eléctrico del vehículo.

Un método por todos conocidos son las pinzas, que nos permiten tomar prestada electricidad de la batería de otro vehículo para cargar la nuestra y arrancar el coche. Recuerda que debes seguir el orden borne rojo del coche sin batería, rojo del coche con batería, negro del coche con batería y negro del que no tiene carga. La otra opción es arrancar a empujones, un recurso de emergencia que muchos fabricantes no recomiendan.

Esta entrada fue publicada en Consejos, En profundidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *