Nuevos peajes para vehículos pesados

Los efectos de la crisis han causado muchos problemas en todos aquellos sectores que guardan relación con el mundo del motor. Los transportistas han sufrido como nadie el encarecimiento del combustible, dado que su modo de vida es el camión y llenar el depósito de este es cada día más caro. Por si fuera poco, el Pleno de la Eurocámara aprobó ayer 7 de junio una directiva por la cual se incrementa el precio de los peajes a los camiones que circulan por Europa, pudiendo suponerles a aquellos que están en nuestro país un aumento de hasta el 30% sobre el precio actual.

La “Euroviñeta” (así se denomina la directiva) pretende que los vehículos pesados paguen un peaje más elevado dado que sus emisiones contaminantes (tanto ambientales como acústicas) son mayores que las del resto de usuarios de las vías. Lo primero que hay que tener en cuenta es que la directiva será voluntaria para cada Estado, y España, a través del ministro de Fomento José Blanco, ya ha anunciado que no la aplicará en nuestras carreteras. Desde el Gobierno se considera que aquellos vehículos que generan más emisiones contaminantes ya están suficientemente penalizados con el actual sistema de peajes e impuesto de matriculación. Sin embargo, sí es cierto que aquellos transportistas que tengan que viajar a otros países europeos se encontrarán con una tarifa en los peajes más alta y que, según las primeras estimaciones, supondrá un incremento en el coste de las exportaciones e importaciones a nivel europeo en torno a un 20%.

Los camiones más pesados deberán pagar más. Fuente: custombroker.es

 

Alemania, Austria y Francia han sido las naciones que han defendido con más fuerza la necesidad de esta directiva, ya que consideran que aliviará en buena parte los problemas de masificación y exceso de polución en muchos puntos de las carreteras europeas. Por otro lado, países como Italia (y por supuesto España) se muestran contrarios a la norma pues consideran que los Estados periféricos se ven excesivamente gravados por la misma.

Si bien la idea es que el 15% de lo recaudado con esta medida sea destinado a proyectos de infraestructuras de transporte sostenible, lo cierto es que este encarecimiento va a levantar ampollas entre todos aquellos cuyo sustento depende de conducir camiones pesados.

Roberto García

 

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *