Ontón pretende frenar la ITV

Actualización: La nueva ITV de Ontón – Castro Urdiales se inauguró el 3 de noviembre de 2016. Se trata así de la octava ITV de Cantabria tras las de Santander-Raos (Maliaño), Los Corrales de Buelna, Laredo, Liébana, Polanco, Reinosa y Val de San Vicente.

Ontón, pedanía dependiente del municipio cántabro de Castro Urdiales ha hecho encallar la instalación de un taller de ITV en su entorno. Tanto es así, que el alcalde pedáneo de la localidad, Javier Gil, ha anunciado que presentará una demanda si Itevelesa, concesionaria y responsable de la construcción de la infraestructura, comienza a trabajar sobre una parcela “que es de la propia Junta Vecinal”.

Gil afirma, en declaraciones recogidas por “El diario Montañés”, que está pendiente de una reunión con los responsables de la firma, en la que espera llegar a un acuerdo con respecto a dónde instalar la estación. “Tenemos que ver si cedemos el terreno o hacemos una permuta… o crean puestos de trabajo para algún vecino de la pedanía. Lo que no vamos a permitir es que se construya sobre nuestro terreno. En ese caso, presentaremos una demanda”, ha advertido.

Hace dos meses, el primer edil castreño, el popular Iván González, comparecía ante los medios de comunicación con el fin de anunciar que se estaban acelerando los trámites que desbloquearían la construcción de la ITV en Ontón.

Un proyecto de varios años

El regidor municipal aseguraba que se había reunido con el pedáneo de Ontón, así como con directivos de la marca Itevelesa para agilizar los trámites de expediente administrativo y otorgar cuanto antes la licencia de construcción de la infraestructura.

Señalaba González que “Se trata de un proyecto que llevaba dos años paralizado, ya que se solicitaba la licencia por parte de los promotores de la estación, pero por unas cosas o por otras estaba atascada. Sin embargo, en unos meses verá la luz con el comienzo de las obras”.

Falta la licencia

Hoy por hoy, atendiendo a las palabras de un responsable de la empresa concesionaria, aún no se ha expedido la licencia prometida, “a pesar de las ganas que tenemos de poner en marcha está estación en Castro”.

La idea de Itevelesa es la de instalar la ITV en los terrenos aledaños al cementerio de Ontón, un lugar de unos 6.000 metros cuadrados, calificado como suelo industrial y cercano a una gasolinera.

El arranque del nuevo taller supondría la oportunidad para los vehículos castreños, así como los de cualquier otro municipio limítrofe, vasco o del Este de Cantabria, de poder acceder a una ITV “en condiciones con todos los requisitos técnicos que exige la nueva normativa”, tal como afirma el alcalde, que, además, ha anunciado que se va a retirar, en cuanto la nueva entre en funcionamiento, la unidad móvil que prestaba servicio junto al cementerio de Ballena de Castro.

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *