Señales de que el turbo comienza a fallar

Hay muchas razones por las que el turbo de un coche puede tener problemas. Las más comunes suelen estar relacionadas con el aceite. Si no le llega el suficiente lubricante por algún problema en la bomba o a causa de un latiguillo obstruido es fácil que las piezas se estropeen debido a la fricción.

También puede tener problemas debido a un mal mantenimiento del aceite. Si no se cambia el filtro y el aceite cuándo es debido este puede contener impurezas que acaban llegando al turbo.

turbo car

Un exceso de temperatura debido a un fallo en la inyección puede hacer que el motor pierda potencia y su consumo se incremente.

¿Cómo me doy cuenta de que esto ocurre?

Dependiendo del tipo de daño que tenga el turbo, este puede dejar de funcionar total o parcialmente. La primera señal es una pérdida en la potencia del coche. Cuándo pisas el acelerador este no responderá como es debido, el turbo no entra y el coche no tiene fuerza.

Un coche de 110 caballos de potencia, por ejemplo, puede llegar a funcionar como uno de tan solo 70. Por tanto es algo fácilmente detectable simplemente por el empuje del coche.

Pero además, al acelerar con el turbo estropeado, lo normal es que se oiga un silbido. Como una especie de aspiración, aunque a veces es tan bajo que el conductor, por el ruido del tráfico o de la radio no lo siente.

Por último, cuándo el turbo comienza a fallar es habitual y muy característico el humo blanco que sale por el tubo de escape. Cuándo el turbo rompe de golpe, la humareda es muy evidente. Cuándo tan solo hay un problema el humo existe y se detecta fácil, pero sin soltar más cantidad de lo habitual.

¿Cómo puedo ayudar a que mi turbo dure más?

Lo primero y fundamental es realizarle los mantenimientos necesarios a tu coche. Cambiar los filtros, mantener los niveles de aceite y si vemos que el nivel del mismo baja, revisar los manguitos y los lugares dónde pueda haber una fuga.

Debemos de estar atentos cuándo conducimos a los posibles ruidos del motor y ante cualquier sonido diferente, buscar la causa. Los coches no hacen ruidos por capricho, siempre hay una razón que los provoca.

Por supuesto, cualquier pérdida en la potencia del coche es un indicador muy evidente de que algo va mal y de que debemos de visitar el taller para poner solución al posible problema.

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Motor. Guarda el enlace permanente.

11 Respuestas a Señales de que el turbo comienza a fallar