Tintar las lunas de un coche: Qué debes saber

Todo el que ha tintado las lunas delanteras o traseras de su coche ha acudido a la ITV con miedo de no conseguir un  un resultado favorable. Por eso es importante que, antes de hacer nada en su vehículo, conozca la normativa aplicable para que luego no se encuentre con problemas de difícil solución.

¿Qué son las lunas o cristales tintadas?

Los cristales tintados o lunas tintadas sonunas láminas oscuras que se pegan sobre los cristales originales del vehículo para que estos presenten un tono más oscuro y así protejan a los ocupantes de los estragos de la radiación solar.

No obstante, la denominación es incorrecta ya que todos los automóviles vienen de fábrica con las lunas levemente tintadas en un tono verdoso. Por tanto, lo que habitualmente se llama tintar las lunas es, en realidad, laminarlas.

Hay que destacar que, independientemente de la función estética, las lunas tintadas –o laminadas- aportan mayor seguridad al vehículo frente a roturas que podrían dejar las lunas hechas añicos. Además de esta función, se obtendrá un filtro adicional frente a los rayos UVA y una reducción de la temperatura en el interior del habitáculo, así como una mayor intimidad.

En este post, te explicaremos detenidamente todo lo que necesitas saber sobre las lunas tintas: tipos de tintado, láminas solares, precios, homologación para la ITV y consejos. Presta mucha atención a los siguientes apartados y resuelve todas tus dudas al respecto.

Ningún taller debe realizar el tintado de lunas en las ventanillas delanteras.

Tipos de tintado de lunas

Estos son los tres tipos de lunas que hay actualmente en el mercado:

  • Lunas tintadas: se trata de los cristales originales con los que viene el coche (pueden tener un color más o menos intenso). Las lunas que vienen de serie están homologadas de fábrica.
  • Lunas laminadas o precortadas: estas láminas tintadas se venden directamente homologadas y son específicas para cada marca y modelo de coche. Estas piezas se adaptan a la perfección ya que cuentan previamente con la medida de los cristales del vehículo.
  • Láminas móviles: este tipo de láminas también se adaptan a un modelo de vehículo concreto. Van encajadas directamente en la ventanilla y se pueden poner y quitar siempre que se quiera. Su mayor inconveniente es que no es posible bajar las ventanillas del coche con ellas puestas.

Ventajas de utilizar láminas solares

A diferencia de las lunas tintadas que viene de serie y que son meramente estéticas, las láminas solares ofrecen una gran cantidad de ventajas a los ocupantes y al vehículo:

  • Bloquean hasta el 90% (dependiendo del filtro) de los rayos UVA del sol que entran en el coche.
  • Frenan el efecto que tiene el sol sobre la tapicería del automóvil así como los materiales plásticos que se encuentran en su interior.
  • Reducen considerablemente la temperatura del vehículo lo que supone una disminución del consumo de combustible.
  • En caso de siniestro, las láminas pegadas a los cristales hacen que estos no salgan despedidos del coche.
  • Evitan deslumbramientos por parte del turismo de detrás al circular por la noche.

Precios del tintado de lunas

El coste total siempre es algo que depende de diferentes factores, como: número de puertas (no cuesta lo mismo aplicar el tintado de lunas a un vehículo de cinco puertas que a uno de tres), los materiales, la durabilidad, el modelo del coche. Ahora bien, podemos establecer que el precio base del tintado de lunas rondaría los 50 euros.

No obstante, el caso de, por ejemplo, las láminas precortadas, el precio puede comenzar alrededor de 40 euros y elevarse hasta los 60, en función del modelo de coche al que se le quiera aplicar esta mejora. Por tanto, la mejor condición es que contactes con expertos como Solarcheck o Carglass para conocer cuál sería el precio final para tu vehículo.

¿Hay que homologar las lunas tintadas para pasar la ITV?

Tras el último cambio legislativo, ya no se considera una reforma de importancia por lo que ya no es necesario que la ITV homologue la instalación mediante una inspección extraordinaria. Además, tampoco figurará nada en la ficha técnica del vehículo, ni se necesita un certificado del taller instalador, como cuando se coloca un gancho de remolque

Una de las cosas que todos los que quieran tintar las lunas deben recordar es que está estrictamente prohibido tintar las lunas delanteras del coche. Tanto el parabrisas, así como los cristales delanteros laterales. Dichas aplicaciones no permitidas supondría multas de 36 a 150 euros en ciudades como Madrid y Barcelona.

Los requisitos legales son muy claros; se requiere una documentación que debe acompañar siempre a la ficha técnica del vehículo: el certificado de homologación expedido por el fabricante de las láminas y cumplimentado por el taller instalador.

Tampoco será aceptado que haya burbujas de más de 2 milímetros de diámetro o que las láminas pierdan adherencia. Otro requisito indispensable es que todos los cristales del coche estén sellados mediante marcas con pistolas de arena, pegatinas o leyendas en la propia lámina. Si no se cumplen estas especificaciones, la ITV no puede ser favorable y podría acarrear una multa por parte de los agentes de la autoridad.

Consejo: en caso de que se tengan dudas sobre la lámina que se va a aplicar, es mejor consultarlo en la ITV antes de la instalación. De ese modo, podremos quedarnos tranquilos ante posibles problemas de homologación ya que no todas las láminas son admitidas en las inspecciones técnicas que se realizan periódicamente.

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Consejos, Homologaciones, Seguridad vial y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

46 Respuestas a Tintar las lunas de un coche: Qué debes saber