Un conductor es detenido por falsificar la ITV

La policía local de Torrejón de Ardoz, en Madrid, ha detenido a un conductor por falsificar supuestamente la ITV de su vehículo. Este cuerpo de seguridad sospechó del automóvil cuando vio que el dibujo de las ruedas era diferente, el asiento había sido desplazado y el maletero no tenía ningún tipo de cerradura.

Según el diario ABC todo ocurrió en un control rutinario de documentación en una  importante vía de la ciudad, realizado por la policía local. Aunque todo parecía estar en orden cuando se le solicitó la documentación, la apariencia y el estado del coche, les hizo sospechar. En el coche viajaban 4 personas, incluyendo al conductor.

Cuando los observaron más detenidamente, se dieron cuenta de que en el estado en que se encontraba el vehículo era imposible que hubiera pasado la Inspección Técnica de Vehículos sin falta alguna.

Algo no cuadraba, enseguida supieron el qué

Algunos fueron los detalles que no les casaban, ya que el dibujo de las ruedas era diferente, cuando al menos las dos ruedas delanteras o traseras deben ser iguales o de la misma marca. El maletero no tenía ningún cierre y además el asiento se había desplazado de su posición.

Vistas las sospechas, los agentes se pusieron en contacto con la estación de ITV en la que supuestamente habían dado el visto bueno al vehículo, ubicada en Castilla la Mancha. Desde allí les confirmaron que aquel vehículo no había pasado la revisión en aquella estación.

Tuvieron que acudir a las fuentes

Consultando varias fuentes, averiguaron que en aquella ITV un sello había sido sustraído. el mismo que utilizan los inspectores para dar luz verde a los vehículos que cumplen todos los requisitos obligatorios. En el momento de la desaparición del sello, los responsables de la estación alertaron de ello a las autoridades y cambiaron de formato para que nadie pudiera usarlo.

Los agentes por su parte, pudieron comprobar enseguida que el sello sustraído correspondía con el que aparecía en la documentación del coche, pero en una fecha posterior al aviso de los responsables de la estación de la Inspección Técnica de Vehículos. Entonces se dieron cuenta de que sus sospechas tenían mucho de verdad.

Al preguntar al conductor del vehículo dónde había pasado la inspección, éste respondió que en una localidad cerca de Torrejón. Al ver que no coincidía con la realidad, por esa razón, lo trasladaron a dependencias policiales a la espera de una resolución judicial.

 

 

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *