Coches kilómetro 0, una excelente opción

Si estás pensando en cambiar de automóvil o quieres comprar tu primer vehículo, te recomendamos este artículo para conocer todas las ventajas y características de los coches de kilómetro 0.

En los siguientes párrafos despejamos todas tus incógnitas al respecto y pondremos a tu disposición los consejos de expertos a la hora de adquirir uno de estos vehículos.

¿Qué es un vehículo de km 0?

Por definición, se trataría de aquel vehículo que ya ha sido matriculado, ya sea a nombre de una empresa o de un concesionario, y que no ha circulado más de 200 km.

Los coches km 0 son una excelente opción para aquellos compradores que quieren obtener un buen descuento a la hora de adquirir un automóvil prácticamente nuevo y con todas las garantías que ofrece un concesionario.

¿Qué no es un vehículo de km 0?

Antes de seguir, es importante que sepas diferenciar también que no es un automóvil de kilómetro 0. Estos son vehículos que no entran dentro de esta definición:

  • Vehículos seminuevos. Aquí se incluirían aquellos automóviles usados con un máximo de 2 años de antigüedad y con menos de 30.000 km.
  • Vehículos demo. Los coches de demostración son los que usan los concesionarios para que los prueben los clientes y suelen venderlos con aproximadamente 20.000 km.
  • Vehículos de gerencia. Se trata de los automóviles que los concesionarios dan a sus empleados y directivos. En cuanto a kilometraje suelen asemejarse a los vehículos demo.

¿Por qué comprar un coche de km 0?

Si aún no tienes claro si comprar un vehículo de kilómetro 0 y estás buscando los motivos para hacerlo, aquí te los mostramos:

  • Casi no ha sido usado. Al ser automóviles que apenas tienen unos cuantos kilómetros, no han sufrido desgaste de ningún tipo, lo que prácticamente los convierte en coches nuevos.
  • Son más económicos. Dependiendo del modelo del vehículo y la época del año en que lo compres, un coche km 0 puede ahorrarte entre un 15 y un 20% respecto al mismo automóvil sin matricular.
  • No tienes que esperar. Al estar matriculado previamente, los plazos de entrega son mínimos por lo que podrás pagar y llevarte tu coche kilómetro 0 casi de forma instantánea.

Tal vez te interese: si te decides por esta opción, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro artículo sobre pasar la ITV con un coche km 0. ¡No te quedes con ninguna duda!

Desventajas de comprar un automóvil kilómetro 0

No obstante, antes de realizar tu adquisición, es importante que tengas en cuenta los (escasos) inconvenientes de comprar vehículo de estas características:

  • Cuentan con menos garantía. Como el período de garantía de un automóvil comienza cuando ha sido matriculado, los vehículos km 0 lógicamente cuentan con un período de garantía ligeramente inferior, aunque no mucho menor.
  • Imposibilidad de personalizar tu coche. No podrás customizar tu vehículo a tu gusto y tendrás que conformarte con el color, la tapicería y los acabados que tenga el automóvil de kilómetro 0.
Coches

El precio es una de las ventajas principales de adquirir un vehículo kilómetro cero

Recomendaciones antes de comprar un vehículo km 0

Antes de terminar, te dejamos unos consejos a tener en cuenta antes de adquirir tu coche, ya sea de km 0 o de ocasión.

  • Consulta las webs de venta de automóviles. Hoy en día hay una gran cantidad de buscadores y comparadores de vehículos que te ayudarán a encontrar el coche perfecto para ti.
  • Escoge el mejor modelo para ti. No te dejes llevar únicamente por los “chollazos” y trata de encontrar siempre el coche que más se ajuste a tus necesidades en cuestiones de movilidad, seguridad, uso, espacio y presupuesto.
  • No dejes de leer la letra pequeña. Revisa bien todos los detalles, especialmente si vas adquirir un vehículo en promoción, para garantizar que el precio que vas a pagar es el que has visto y no oculta pagos o comisiones extra.
  • Consulta con un experto en el sector. Siempre que puedas intentar conocer una opinión de un profesional de la automoción que sea ajeno al concesionario o al vendedor del vehículo.
  • Pide todos los detalles acerca del vehículo. Sea o no de km 0, siempre que compres un vehículo ya matriculado debes asegurarte de que todo está en orden: documentación, kilometraje garantizado, libro de revisiones sellado, garantía, etc.
  • A final de año son más económicos. Muchos concesionarios necesitan quitarse vehículos km 0 o de ocasión a final de año para cumplir con el volumen de ventas anual y evitarse tener que pagar el impuesto de circulación del año siguiente.
  • Conoce la procedencia del vehículo. No se recomienda comprar coches importados de otros países, ya que resulta más complicado conocer todo el historial del automóvil y es más fácil que te puedan engañar de alguna manera.
Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Consejos, Motor. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *