El transporte escolar navarro pasa la ITV

Doscientos ochenta y seis vehículos que prestan servicio a setenta y cinco colegios de la comunidad foral de Navarra han recibido la inspección de manera coordinada por parte de los cuerpos de la Policía Foral, Policía Municipal de Pamplona y Guardia Civil.

Estas revisiones han tenido lugar en el contexto de la segunda inspección de transporte escolar promovida por el Gobierno de Navarra durante este curso. En ellas, los agentes han verificado que los conductores llevaban la autorización administrativa y controlado, in situ, los servicios de transporte.

El transporte escolar navarro pasa la ITV

Esta nueva campaña ha podido constatar un descenso en la cantidad de infracciones que se han detectado, “lo cual pone de manifiesto una mayor conciencia por parte de todos los agentes involucrados y, fundamentalmente, de las empresas que prestan el servicio”, tal como explica el Gobierno de Navarra en un comunicado. Además, la mayor parte de las infracciones son de carácter leve y no afectan a los elementos de seguridad.

Condiciones de seguridad especialmente estrictas

Un dato interesante es el que se refiere a que el 89% de los vehículos sometidos a control llevaban el cinturón de seguridad en todos los asientos, a pesar de que éste sólo es obligatorio en los autobuses matriculados desde el 20 de Octubre de 2007.

Hay que reseñar que el escolar es un transporte regular de uso especial, de modo que las empresas que prestan el servicio deben cumplir con las condiciones con las que ha de contar el transporte regular de viajeros, además de las propias de seguridad de transporte que establece el Real Decreto 443/2001.

Régimen especial

De este modo, se fijan limitaciones a la antigüedad, estableciéndose además una serie de características técnicas concretas, lo que se traduce en que pasan una ITV específica. Estos requisitos incluyen una serie de criterios de homologación de diferentes sistemas, sobre todo los que influyen en la seguridad, como son los cinturones, salidas de emergencia, apertura de puertas, etc.

También se regulan los supuestos en los que se debe disponer de un acompañante, distintivo del tipo de transporte específico que se realiza, limitación de velocidad, duración máxima del viaje y seguro de responsabilidad civil ilimitada.

Cuando comienza el curso escolar, las empresas adjudicatarias de la prestación de estos servicios deben estar en posesión, además, de la autorización administrativa que otorga la Dirección General de Transportes. Se trata de un documento obligatorio que exige, por su parte, el cumplimiento de los requisitos recién enumerados.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *