Segunda sesión del juicio sobre el caso ITV en Daimiel

Parece que no se ponen de acuerdo en si se cometieron o no irregularidades por parte del expresidente de la estación de ITV de Daimiel en la provincia de Ciudad Real. En la segunda sesión del juicio que se está celebrando en la audiencia provincial de Ciudad Real, parece no haber esclarecido la trama del caso de supuestas irregularidades.

Los trabajadores de la estación han hecho declaraciones contradictorias y los inspectores añaden que no se cometió ninguna irregularidad, aunque los administrativos declaran que se cometieron más de una. A pesar de que estaban citados a declarar 7 personas, dos se descartaron directamente ya que se sabía que no iban a aportar nada nuevo para el esclarecimiento de lo ocurrido.

Todos con la misma versión de los hechos

Todos los inspectores coincidieron en que no se cometió irregularidad alguna en el tiempo que ellos estuvieron allí. También declararon que no se hicieron revisiones de ITV fuera de la estación en ningún caso. Solamente se desplazaban según sus palabras, para recoger la documentación de los vehículos y “echarles una mano” para solventar aquellos problemas en sus vehículos que no fueran graves.

Sí que reconocieron en un momento dado que bajo las órdenes del ex-director Francisco Javier V.S.V. se realizaron algunas inspecciones fuera del recinto, en algún taller concreto o a los vehículos que por sus características no podían subirse en los mecanismos de medición.

Los administrativos tienen una versión muy diferente

Los administrativos, sin embargo, dieron una versión totalmente diferente de lo ocurrido. Según sus declaraciones realizar la inspección fuera de la ITV era algo más o menos habitual sobre todo con una empresa llamada MC, que se dedica a coches de importación.

“Había mucha documentación pero pocos vehículos. Teníamos más papeles que vehículos pasaban por la ITV”, eso es lo que literalmente afirmaba según el diario Lanzadigital la sobrina del principal acusado.

Esa misma empleada también quiso comentar que los coches ni siquiera se bajaban del camión y que se subían los automóviles de los empleados “incluso yo lo hice con el mío, en la báscula. Creo que, como mucho, sólo un 5% de vehículos de la empresa MC pasó bien la ITV”.

Uno de los tres administrativos llegó a declarar que según sus cálculos “el 20% de los vehículos sí pasaron por la estación de Daimiel, mientras que en el resto de los casos los que se desplazaban eran los inspectores porque Francisco Javier lo ordenaba”.

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Fraude ITV, Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *