WLTP: Qué es y todo lo que necesitas saber

Uno de los objetivos de cualquier conductor es conocer con la mayor precisión posible el consumo real de un vehículo, especialmente antes de comprarlo. Hasta ahora, el sistema NEDC nos ofrecía una respuesta aproximada a este problema, pero este sistema desarrollado en los años 80 está obsoleto y tiene grandes lagunas. Sin embargo, desde la entrada en vigor del WLTP el pasado 1 de septiembre las cosas han cambiado aunque está claro que el nuevo sistema puede afectar -y mucho- a los conductores y a los propios coches.

¿Qué es el WLTP?

WLTP son las siglas de “Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure”, el “Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros” si lo traducimos al español. Dicho de otra manera, el WLTP es el nuevo protocolo para homologar el consumo de los vehículos y el nivel de emisiones que deben aplicar los fabricantes de cualquier vehículo nuevo desde el pasado 1 de septiembre de 2018, aunque desde el 1 de septiembre de 2017 ya se introdujo. Con este nuevo test, aumenta el consumo de muchos vehículos.

Hay que tener en cuenta que el ministerio de Industria, Comercio y Turismo aprobó una moratoria que permite utilizar hasta 2021 valores correlados entre NEDC y WLTP, de forma que el paso de un modelo a otro sea menos traumático para sus protagonistas. Con esta medida, el Gobierno de España pretenda evitar una pérdida de competitividad del mercado automovilístico español y dar más tiempo a los fabricantes para implementar el nuevo ciclo.

Diferencias entre WLTP y NEDC

Si realizamos una comparativa WLTP vs NEDC, nos encontramos con que la primera diferencia significativa es la duración: hasta ahora, el test NEDC duraba 20 minutos frente a la media hora que dura el WLTP. Otro elemento clave a tener en cuenta para comprender la diferencia entre el modelo antiguo y el nuevo es que el protocolo WLTP se basa en datos de conducción reales, cuando hasta ahora los consumos se calculaban a partir de la conducción teórica del NEDC. Así se explican las diferencias.

Diferencias entre NEDC y WLTP

Diferencias entre NEDC y WLTP. Infografía publicada en WLTP Facts y promovida por ACEA (European Automobile Manufacturers Association)

Con el sistema NEDC -siglas en inglés de Nuevo Ciclo de Conducción Europeo- se medían dos fases de conducción, con una velocidad entre los 34 y los 120 km/h en un recorrido de 11 km. Pero ahora, con el protocolo WLTP se pasa de dos a cuatro fases de conducción, a una velocidad media de 46,5 km/h y una máxima de 131 km/h en un recorrido de 23,2 km.

Las fases son:

  • Baja velocidad (9 minutos y 49 segundos).
  • Velocidad media (7:13).
  • Velocidad alta (7:25).
  • Muy alta velocidad (5:23).

Son unas pruebas más largas pero también más realistas, lo que permite evitar situaciones como las largas paradas del sistema NEDC, que beneficiaban considerablemente a los fabricantes. Otra cuestión a tener en cuenta son las mediciones de CO2, cuyos resultados se incluirán en el certificado del vehículo para comprobar que el fabricante cumple con los niveles de emisiones que ha establecido la Unión Europea.

Con esta nuevo sistema de mediciones también se busca una igualdad de condiciones en el mercado del automóvil a escala mundial.

¿Qué efectos tendrá el WLTP?

La introducción del sistema WLTP para medir los ciclos de consumo de los vehículos tendrá serias consecuencias sobre el mercado automovilístico, empezando por el aumento del consumo medio de la mayoría de vehículos del que hemos hablado, fruto del uso de un sistema más estricto a la hora de controlar tanto las mediciones como las emisiones. Este aumento de las emisiones también tendrás sus efectos en el impuesto de circulación, ya que algunos vehículos que con la normativa NEDC quedaban exentos de su pago ahora se verán obligados a abonarlo, o cambian de tramo.

Coches afectados

Los vehículos con emisiones menores o iguales a 120 g/km de CO2 están exentos de pagar este impuesto, pero se estima que con la actualización de la normativa entre el 10 y el 20% de coches que no lo pagaban tendrán que pagarlo. Los coches con emisiones entre 120 y 160 g/km pagan el 4,75% del impuesto, con emisiones entre 160 y 200 g/km el 9,75% y para los vehículos con unas emisiones mayores o iguales a 200 g/km de CO2 el tramo a abonar llega al 14,75%. Este también es el efecto más destacado del protocolo WLTP sobre el bolsillo de los conductores.

Fabricantes

Es posible que los concesionarios hayan pasado los vehículos nuevos sin vender a 31 de agosto a la oferta de kilómetro 0 vía automatriculación para darles salida. Así, se han podido comprar vehículos nuevos como km.0 por un 15 o 20% menos. Algunos fabricantes como PSA llevan años de adaptación a este nuevo protocolo, pero otras marcas como BMW, Volkswagen o Reanult si que han tenido que hacer frente a paros en la fabricación. Por último, se reducen los riesgos de nuevos escándalos como el dieseslgate, con miles de coches afectados por la alteración en las emisiones.

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Homologaciones, Noticias, Tecnología. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *