Las matrículas provisionales verdes y rojas: ¿Qué significan?

Desde el año 1900 el sistema de matriculación español establece que los vehículos a motor deben contar un una matrícula de fondo blanco sobre la que primero había números y más tarde un código alfanumérico negro. Sin embargo, hay excepciones. Los ciclomotores hasta 50cc tienen una matrícula amarilla, los remolques y semiremolques de camión con una MMA superior a 750 kg. tienen una matrícula roja, y los cuerpos diplomáticos tienen placas rojas, verdes, azules o amarillas. En todos estos casos hablamos de matrículas definitivas.

Sin embargo, nos encontramos con excepciones donde Tráfico concede una matrícula provisional para que el vehículo pueda circular mientras se espera a la tramitación de la matrícula definitiva. Y estas matrículas provisionales pueden ser de color verde o color rojo, según las circunstancias de cada vehículo. Recuerda que cualquier vehículo que circule por las carreteras españolas debe estar correctamente matriculado así que si no tienes la definitiva tendrás que solicitar una placa temporal. Vamos a ver en qué casos se utiliza una matrícula verde y una roja.

Matriculas provisionales: Verdes y Rojas

Matrículas provisionales Verdes y rojas para particulares

Las matrículas verdes

Con estas matrículas se permite circular a los vehículos nuevos de origen extranjero, ya sean compras o traslados a la espera de recibir la matrícula definitiva. Por ejemplo, si has comprado un coche fuera de España, Tráfico te dará una de estas matrículas para poder circular. Recuerda que los ciudadanos comunitarios estamos obligados a matricular los coches en el país de residencia así que aunque compres un coche en Alemania, Polonia o Grecia lo tendrás que matricular en España.

Cualquier particular puede solicitar una matrícula verde en Tráfico. Para ello, basta con acudir a la Jefatura de Tráfico en los 60 días posteriores a empezar a utilizar el nuevo vehículo en el territorio español. Necesitarás la Ficha de Inspección Técnica española, así que antes tendrás que pasarte por la ITV para tramitarla; y además de la matrícula verde también hay que solicitar un permiso temporal de circulación. Para ello, es imprescindible demostrar documentalmente que eres el dueño del coche.

Después de solucionar todos estos trámites y recibir la matrícula verde y el permiso de circulación temporal por fin podrás circular por las carreteras españolas con tu nuevo vehículo. Una vez recibas la documentación oficial de la Jefatura Provincial de Tráfico tendrás que cambiar la matrícula verde por la convencional, y sustituir el permiso de circulación temporal por el definitivo. Eso sí, tendrás que hacer frente a las diferentes tasas, entre las que destaca el impuesto de matriculación.

Tipos de matrículas verdes

Encontramos hasta tres versiones de la matrícula verde:

  1. La placa verde mientras se tramita la matrícula definitiva tiene una validez de 60 días, prorrogable siempre que se justifique que no se pudo matricular por causas ajenas al titular.
  2. La placa verde para el traslado de un vehículo al extranjero también tiene una validez de 60 días y está disponible para vehículos sin matricular o todavía matriculados.
  3. Finalmente está la placa verde de 10 días para traslado a la provincia de matrícula, que debe ir acompañada de la ITV.

Las matrículas rojas

Hay tres situaciones en las que la DGT nos entregará una matrícula roja: se tramita la ordinaria, un vehículo en baja temporal por transmisión o un vehículo que se utiliza en ensayos de investigación, pruebas técnicas, transporte o pruebas con posibles compradores. En caso de estar inmersos en un proceso de venta o intercambio de titulares, además de la placa roja se necesita la tarjeta de Inspección Técnica. En los tres supuestos necesitamos circular con el permiso de temporal y un boletín de circulación a nombre del titular del permiso temporal cada viaje.

Tipos de matriculas rojas

Hay dos tipos de placas rojas en el sistema español:

  1. Por una parte tenemos la placa roja S, dirigida a los vehículo que no están matriculados en España por se nuevos o vehículos de segunda mano de importación.
  2. Por el otro lado están las placas rojas V, dirigidas a los vehículos en situación de baja temporal por transmisión.

Recuerda que si has dado de baja temporal un vehículo por el cambio de titular -o por otra razón, como robo o no utilización del vehículo- tendrás que solicitar una nueva alta antes de volver a circular con él. Las placas rojas pueden solicitarlas distribuidores, vendedores e importadores de vehículos.

Igual que pasa con la matrícula verde, para circular con una matrícula roja el conductor necesita un permiso de circulación temporal. En el caso de que el conductor sea un posible comprador del vehículo, el titular del permiso de circulación temporal debe acompañar al cliente interesado que lo prueba. El periodo de validez de estas placas es más amplio, ya que el permiso de circulación temporal tiene una validez de 12 meses no prorrogables empezando a contar desde el día 1 del mes siguiente a la fecha de expedición. Su validez en el extranjero depende de los acuerdos internacionales.

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Consejos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *