Cómo ahorrar gasolina en tiempos de crisis

Todos nos hemos dado cuenta de que, para nuestra desgracia y la de nuestra economía familiar, el precio del combustible no ha parado de aumentar en los últimos años. Tanto la gasolina como el diésel han tocado techo y han situado sus precios en máximos históricos, superando en algunas ocasiones los 1,5 euros por cada litro de carburante, algo desorbitado para nuestros debilitados bolsillos.

Por eso no es de extrañar que en estos tiempos de crisis económica en los que precisamente nuestro dinero brilla por su ausencia, todos hagamos lo posible para ahorrarnos lo posible a la hora de llenar el depósito. Así que para que esto se os haga un poco más llevadero, hoy os vamos a enseñar algunos trucos con los que podréis ahorrar en el gasto de vuestro combustible.

La forma de conducir es clave a la hora de ahorrar gasolina

El primer truco es el más sencillo, buscar las diferentes ofertas que ofrecen nuestras gasolineras cercanas. La guerra de precio entre gasolineras en los últimos años está siendo brutal a la hora de abaratar sus precios para conseguir un mayor número de clientes. Y oye, pensándolo egoístamente, esta guerra de precios nos viene genial porque siempre podremos buscar el precio más barato en cada momento.

images

Pero más allá de la gasolinera, podemos seguir una serie de trucos a la hora de conducir para que el gasto de combustible sea menor. Por ejemplo, a la hora de hacer largas distancias, la presión de nuestros neumáticos desempeña un papel fundamental. Debemos tenerlo siempre con la presión correcta ya que si se deshinchan, nuestro coche consumirá mayor combustible.

Acelerar y frenar el coche de manera gradual también nos ayudará a hacer menor gasto de combustible en nuestro vehículo ya que cuando aceleramos de manera rápida, el consumo también se acelera. Además, no debemos apurar mucho las marchas. Debemos cambiar de marcha en cuanto sea necesario y no hacer subir demasiado las revoluciones.

Siempre que podamos, las ventanillas del coche deben ir abiertas, de esta forma evitaremos poner el aire acondicionado, que como todos sabéis es uno de los extras que más combustible consume.

Unido a todo esto, otra forma de ahorrar combustible de forma fácil es no llevar peso innecesario en nuestro coche. Así, si tenemos las bacas puestas, debemos quitarlas y ponerlas solo cuando sea necesario. Lo mismo ocurre con llevar objetos innecesarios en el maletero.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.