Cómo camperizar una furgoneta

¿Nunca has soñado con vivir en una furgoneta y recorrer el mundo con ella, durmiendo siempre en la parte de atrás de la furgo? Son las conocidas como vehículo o furgoneta vivienda, furgoneta camper o motorhome, como los de los pilotos de Fórmula 1 y motociclismo.

Tenemos dos opciones, o compramos la furgoneta ya adaptada para ello o adaptamos una furgoneta que ya tengamos o de segunda mano. Si optas por la furgoneta casera, además de descubrir paso a paso cómo la puedes customizar, también te contamos cómo homologarla.

Cómo hacer la camperización paso a paso

Lógicamente, lo primero será elegir qué furgoneta vamos a camperizar. Entre los requisitos con los que debería cumplir están un buen motor, que el modelo ofrezca una gran fiabilidad y que sea fácil encontrar repuestos. También tendrás que elegir entre una furgoneta pequeña, más discreta, o una grande, que será mucho más espaciosa y cómoda, en especial para los viajes largos, pero que también consumirá más. Entre los mejores modelos están las Renault Kangoo o Traffic, Citroën Berlingo y Jumpy, Mercedes Vito, Peugeot Partner o Expert, Opel Combo y Vivaro…

El interior de la furgoneta

Una vez tenemos la furgoneta en nuestro poder, llega la hora de diseñar el interior: la distribución de los muebles, qué medidas tendrán, etc. Para ello podemos utilizar el método tradicional de diseñar a mano el interior o utilizar herramientas y programas informáticos que nos ayudarán a hacernos una idea de cómo quedará la furgoneta. Pero antes de colocar cualquier mueble conviene aislar el habitáculo del vehículo, lo que te permitirá mantener una temperatura agradable en el interior tanto en verano como en invierno.

En este sentido, los furgones industriales, sin ventanas, facilitan las cosas. En cualquier caso, aislar el habitáculo no es muy difícil. Podemos utilizar lana de roca (la venden en tiendas de bricolaje) en las partes anchas y utilizar un foam auto-adhesivo, muy fácil de colocar, en el resto del vehículo. En internet puedes encontrar rollos de bastantes metros a buen precio. Muchas camperizaciones han salido mal por culpa de fallos en el aislamiento, así que no deberías menospreciar este paso.

Elegir y colocar los muebles

Una vez diseñado el interior llega la hora de colocar los muebles. Recurrir a los tableros de aglomerado barato solo hará que el vehículo pese más y aumente el consumo. Lo ideal es utilizar tableros finos, resistentes y ligeros. Recuerda que también necesitarás tornillos, bisagras, guías para cajones, bigas de madera… Hay quien en vez de hacerlo en casa decide encargar los muebles a empresas especializadas en camperizaciones, que también nos ofrecen unos resultados magníficos.

Furgoneta Camper

Cuidando los detalles

A la hora de diseñar tu coche camper debes valorar aspectos como la necesidades fisiológicas, así que puedes instalar un mini WC químico, muy útil sobre todo por la noche. Su precio oscila entre los 50 y los 60€, y en las frías noches de invierno lo agradecerás. También puedes colocar una batería auxiliar de 12V a la que conectar la nevera, el móvil, el ordenador o cualquier aparato electrónico, como las tiras de luces LED auto-adhesivas que te ayudarán a ver el interior de la furgoneta de noche.

 

Cómo homologar la furgoneta camper

Igual que pasa con cualquier vehículo, las furgonetas camperizadas están sujetas a la normativa relacionada con las ITV y si has reformado tu furgoneta para camperizarla estamos ante una de las consideradas reformas de importancia así que antes de empezar a recorrer mundo tendrás que homologar la camper, lo que pasa por superar la ITV extraordinaria. No puedes esperar a que le toque pasar la inspección a la furgoneta, deberás pasarla antes y la fecha de la próxima inspección también cambiará.

 

Pasar la ITV con la furgoneta camper

Lo primero de todo será pedir cita previa a la estación donde vayas a pasar la inspección y preparar toda la documentación ITV necesaria. Debes presentar el informe de conformidad de la casa oficial del vehículo, el proyecto de camperización realizado por un ingeniero colegiado y el certificado de montaje del taller especializado donde se haya hecho la reforma. Si has dejado la camperización en manos de una empresa especializada será mucho más fácil obtener todos estos certificados que si te has encargado tú en primera persona de todos los cambios.

Otra cosa es que para customizar tu furgoneta hayas utilizado sistemas de anclaje o similares que en ningún caso modifican los elementos de la furgoneta, en cuyo caso no habría que pasar ninguna ITV extraordinaria. Aunque lo habitual es camperizar una furgoneta, hay quien va más allá y se atreve con los monovolúmenes más grandes, como pueden ser el Renault Espace, el Ford Galaxy o el Peugeot 807. Ya seas de furgoneta o de monovolumen, una vez lo hayas adaptado para vivir en ella puedes empezar a disfrutar de tus viajes y vacaciones a tu ritmo, sin prisas, ni horarios, exprimiendo al máximo cada kilómetro.

Esta entrada fue publicada en En profundidad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *