ITV de las caravanas: Qué miran y qué debes saber

Viajar en caravana es toda una experiencia, pero a la hora de hacerlo tenemos que prestar atención a la seguridad, lo que indudablemente pasa por superar la ITV. Sin embargo, no todas las caravanas están obligadas a pasar la ITV: las que tienen una MMA de menos de 750 kg. están exentas, lo que a veces provoca dudas en sus dueños. Lo mismo pasa con la ITV para remolques, los remolques ligeros no pasan la ITV y los pesados están obligados a pasarla. Vamos a descubrir todos los misterios sobre la ITV en caravanas y autocaravanas.

Periodicidad para caravanas y autocaravanas

Como todos los remolques no ligeros, de más de 750 kg., las caravanas pasarán la primera ITV a los 6 años de la primera matriculación, y luego será bianual. Como hemos dicho, las de menos de 750 kg. no pasarán la ITV, pero aún así deberemos mantenerlas en buen estado para circular de forma segura.

Las autocaravanas pasan la ITV con la misma periodicidad que los turismos: a los 4 años llega la primera inspección, que será bianual hasta los 10 años, cuando se convierte en anual.

Qué miran en la ITV para caravanas

Para que tu caravana supere la ITV tendrá que cumplir con una serie de requisitos técnicos. Más allá de comprobar la documentación, el técnico de la ITV prestará atención especial a cuatro elementos: la instalación del gas, el enganche, las luces y las ruedas. De la instalación del gas se fijarán en el respiradero y el estado de la goma. Recuerda que la goma caduca a los 4 años, así que antes de la primera ITV tendrás que cambiarla aunque no la hayas utilizado mucho. Compruébala antes de cada inspección.

El enganche y las luces no tienen mucho misterio. El inspector se fijará en que estén en buen estado y que funcionan todas las luces y pilotos -algo que puedes comprobar antes de la inspección-. Por último, en el apartado de los neumáticos se fijará en el desgaste y en la fecha de fabricación de la rueda. Aunque no la utilices demasiado, se recomienda cambiar las ruedas de la caravana cada seis años para evitar que nos declaren la ITV no apta por calzar unas ruedas demasiado antiguas.

Ir a pasar la ITV por primera vez con tu caravana puede ser algo estresante, pero no hay nada de qué preocuparse. Como ves, la mayoría de las comprobaciones las podemos hacer en casa para llegar a la estación con la confianza de que todo está bien. Asegúrate de que el freno de inercia funciona, aunque eso debería ser algo habitual cada vez que coges la caravana. Comprueba el estado de las luces y las fechas de caducidad de la goma y los neumáticos, pero la ITV para caravanas no tiene ninguna dificultad.

Precio de la ITV para caravanas

Una vez más, según la comunidad autónoma en la que vivamos pasar la ITV de nuestra caravana o autocaravana nos costará más o menos. El precio ITV de las autocaravanas suele ser similar al del coche, mientras que la inspección de las caravanas oscila entre 30 y 60€, siempre que se trata de la revisión periódica. En algunas comunidades te pueden cobrar un extra si es la segunda ITV después de un resultado desfavorable o negativo, si es una ITV por reforma, etc.

También es importante recordar que no todas las estaciones pasan la ITV para caravanas. Puede haber estaciones que no cuenten con la capacidad para atender a las caravanas, así que asegúrate de ello cuando pidas cita previa. Finalmente, es recomendable pasar la ITV en estaciones donde estén acostumbrados a este tipo de inspecciones, cercanas a aparcamientos de caravanas.

Finalmente, te aconsejamos que no te pierdas sobre cómo camperizar una furgoneta tú mismo, explicado paso a paso.

Esta entrada fue publicada en En profundidad, Trámites de vehículos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *