Los defectos más habituales en las ITV

Parece que, debido a la inseguridad económica, prolongamos, o intentamos prolongar más la vida de nuestros vehículos. Por tal motivo, las inspecciones técnicas han crecido en número. Y, por tal motivo, el número de defectos contabilizados ha aumentado, lo que no significa que cuidemos menos de los automóviles, sino que son más viejos y, claro, más “achacosos”.

La estadística nos habla de que algunos fallos son más habituales que otros, aunque, para este artículo vamos a tener en cuenta todos los defectos leves y faltas graves, de los diez puntos que se examinan en una ITV. Sumaremos también todo el parque automovilístico, desde ciclomotores hasta camiones de gran tonelaje: las nueve categorías.

 

De este modo, nos encontramos con más de diecisiete millones de defectos encontrados entre todas las estaciones españolas a lo largo de un año. Comenzaremos la lista por los menos detectados y terminaremos con el fallo más común.

Los problemas menos habituales

En realidad, el décimo lugar de este particular ranking lo ocupa el grupo de defectos que se denomina otros y que, por su escasa incidencia (1,2%), podemos dejar de lado para pasar directamente al noveno, que nos habla del acondicionamiento interior, donde presentan defectos un 2% de los vehículos que pasan por la ITV.

Más habituales (4,2%) son los fallos en la dirección que presentaban algo más de setecientos mil vehículos a lo largo del año. Y en séptima posición vienen las emisiones excesivas de gases contaminantes, que eran tara en el 4,3% de los automóviles.

La sexta posición en el ranking la ocupan los problemas en la identificación del vehículo: un 6,7% llevaba a matrícula alterada o en malas condiciones. También en malas condiciones encontraron los técnicos el 8,2% de los ejes, ruedas, neumáticos o suspensiones.

Los defectos más habituales

Si esto se tratara de una competición, ocuparía el agridulce cuarto lugar el capítulo del acondicionamiento exterior, la carrocería y el chasis, con un 13,5%; y la medalla de bronce sería para los frenos: Un 14% de los conductores se estaban jugando la vida por llevar frenos en mal estado.

Por los pelos, también con un 14%, pero con diez “positivos” más, el segundo lugar de la lista es para el motor. Y, finalmente, el defecto más detectado en las ITV realizadas a lo largo de un año se refiere al alumbrado y señalización del coche.

En cuanto entre en vigor la nueva normativa propuesta por la Comisión Europea es posible, por no decir probable, que el número de defectos detectados se incremente de manera notable y que, de acuerdo con las nuevas normas, los puntos donde éstos se hallen mayoritariamente puede también variar.

Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Servicios ITV. Guarda el enlace permanente.

4 Respuestas a Los defectos más habituales en las ITV