Todas las ayudas para comprar coches en 2018

Seguro que en los últimos años has oído hablar del Plan PIVE (Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente), que en sus 8 ediciones entre 2012 y 2016 ofrecía ayudas desde 1.500€ a los conductores que comprasen un coche nuevo enviando el antiguo al desguace. Sucesor del antiguo plan RENOVE, junto al PIVE se desarrollaron otros programas de ayudas como el Plan MOVELE o el PRIMA AIRE, y para este 2018 se ha puesto en marcha el Plan Movalt, dirigido tanto a particulares como empresas que quieren renovar su vehículo. Una ayuda a la que se suman los incentivos de los propios fabricantes.

Plan Movalt 2018

Movalt es el acrónimo de movilidad alternativa, y el nombre completo de esta iniciativa es Plan de Ayudas para la Movilidad Alternativa. El programa está dotado con un presupuesto de 35 millones de euros dedicados a la compra de vehículos alternativos, un capítulo en el que entran los coches eléctricos pero también los impulsados por GLP, gas natural o pila de combustible. Dentro de esta partida presupuestaria se incluyeron 15 millones de euros para la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos.

Para solicitar esta ayudas, los conductores deben comprar vehículos nuevos o con una antigüedad máxima de 9 meses. Está disponible para todo tipo de propietarios, desde particulares a empresas pasando por trabajadores autónomos, PYMES o la propia administración pública. Cada vehículo recibirá una ayuda que oscilará entre los 500 y los 18.000€ según la categoría (moto, cuadriciclo, turismo, furgoneta o camión) y el tipo de motor (eléctrico, gas natural, auto gas o pila de combustible).

Aunque se trata de una ayuda para 2018, el 13 de diciembre de 2017 se abrió el plazo de solicitud de ayudas del plan Movalt, agotándose el presupuesto en solo 24 horas. Aún así, el plazo para solicitar una de estas ayudas está abierto hasta el próximo 30 de junio. Los propietarios que compren un vehículo susceptible de recibir una de estas ayudas pueden presentar la solicitud, que pasará a la lista de reserva provisional a la espera de desestimaciones o revocaciones de las ayudas solicitadas que permitan liberar presupuesto.

Coche eléctrico

Plan VEA 2018

Está previsto que en junio de este año, cuando termine el plan Movalt, entre en vigor el nuevo Plan VEA (Vehículos de Energías Alternativas) para coches eléctricos.

El plan se divide en dos ramas, una destinada a vehículos y otro a infraestructura de recarga. Fuentes cercanas al Gobierno aseguran que contará con un presupuesto de 16,6 millones de euros para promover no solo los coches eléctricos si no los vehículos híbridos, híbrdios enchufables, motocicletas eléctricas, de gas natural comprimido (GNC) y de gas licuado (GLR).

Se calcula que las ayudas sean de hasta 5.500 euros como en el plan Movalt pero aún no se han confirmado los detalles.

Ayudas para infraestructuras de recarga

Un tercio del presupuesto del Plan Movalt está destinado a la instalación de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos, 20 millones de euros a los que tienen acceso administraciones y la empresa tanto pública como privada. Con este dinero se pretende financiar la instalación de las imprescindibles infraestructuras de recarga para un uso público en zonas no residenciales, como aparecmientos públicos, hoteles, universidades, centros comerciales, hospitales, centros deportivos o polígonos industriales; pero también para su uso privado en el estacionamiento de las empresas privadas.

Además, se ha destinado una parte del presupuesto a las infraestructuras de recarga situadas en la vía pública y en la red de carreteras. Aquí la cantidad de la ayuda depende tanto del coste final de la instalación como del tipo de empresa que la solicita. Empresas públicas y pymes podrán cubrir hasta un 60% del coste de inversión gracias a las ayudas del Plan Movalt, mientras que el resto de empresas recibirán una ayuda por valor del 40% del coste total de su instalación.

Con estas ayudas, el Gobierno espera un crecimiento del parque de vehículos propulsados por energías alternativas, algo que ayudaría a reducir las emisiones de gases contaminantes como el dióxido de carbono y acercaría a España al cumplimiento de los objetivos de cambio climático y la mejora de la calidad del aire de nuestras ciudades. Sin embargo, estos coches son más caros que los convencionales de ahí la importancia de desarrollar un plan renove de coches que facilite al ciudadano la transición del gasolina o diésel al vehículo alternativo.

Ayudas de los fabricantes para la compra de coches

Más allá de las ayudas y los planes renove que pongan en marcha el Gobierno o las diferentes administraciones autonómicas, los fabricantes de automóviles también han lanzado sus propias líneas de ayuda para la compra de vehículos. Uno de los más destacados es el Plan Estrena de Citroën, con ayudas que van de los 4.800 a los 6.000€ en la compra de vehículos nuevos según el modelo que compremos. La única condición que impone la marca francesa a los compradores es que financien más de 6.000€ con una permanencia de tres años.

Por su parte, Fiat lanzó su plan Cámbialo por un Fiat, que incluía un descuento de 1.000€ en la compra de tu nuevo automóvil si llevabas un coche antiguo. Pero si hablamos en pasado es porque a día de hoy este programa está limitado a promociones. Algo parecido pasa con Renault y Opel, que también ofrecen descuentos a los conductores que apuesten por comprarse un coche a estrenar de estas marcas aunque ni el fabricante francés ni el alemán han diseñado un plan renove concreto sino que se trata de ofertas puntuales. Si te interesan, lo mejor que puedes hacer es ir al concesionario e informarte directamente allí.

Esta entrada fue publicada en En profundidad, Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *