¿Cuánto vale mi coche? Calcula el valor de tu vehículo

A la hora de acudir al mercado de segunda mano para vender nuestro vehículo, siempre nos surge la misma duda: ¿cuál es el valor del coche? ¿Cuánto vale? Para saber el valor del vehículo tenemos dos opciones, acudir a la tasación online o recurrir a un tasador presencial. Cada opción tiene sus pros y sus contras, pero para conocer el precio de mercado del vehículo hay que tener en cuenta  factores como el kilometraje que lleva, los extra, etc.

Tasación presencial

Cada coche es único, así que no podemos recurrir a los catálogos de tasación en general sin mirar las características específicas del vehículo. Está claro que un mismo modelo con 200.000 kilómetros debería valer menos que uno con 100.000, aunque estén matriculados el mismo año (recuerda además que hay formas de saber los kilómetros reales de un coche). Por eso es importante acudir a un tasador. Cada vez es más fácil encontrar tasadores gratuitos, en especial cuando hablamos de tasación online, aunque los presenciales también nos ofrecen este tipo de tasaciones. 

Tasación online

Un tasador online nos ofrece una cifra aproximada basándose en el valor del coche en el mercado, pero sin tener en cuenta los detalles individuales de cada vehículo. En cambio, en la tasación presencial sí que se valoran los extra y el equipamiento especial, por lo que la tasación presencial es más justa y fiel a la realidad. El margen de error es inferior, ya que además de una inspección visual del vehículo en la que se valoren defectos o imperfecciones el tasador también evalúa sus arreglos o el historial técnico. 

La principal ventaja de la tasación online es la comodidad de hacerla desde casa, pero si quieres conocer el precio de mercado real de tu vehículo deberías acudir en persona a un profesional que tenga en cuenta todos estos detalles. Portales especializados o empresas como coches.com o Compramos tu coche nos ofrecen calculadoras online con las que podemos hacernos una idea bastante precisa del valor del coche introduciendo sus datos (modelo, año, combustible, kilómetros, etc.). 

La depreciación de los vehículos

Otro de los aspectos clave a la hora de calcular el precio de mercado de un coche de segunda mano es la depreciación del vehículo: a medida que pasan los años, el coche va perdiendo valor. Solo en el primer año el precio del vehículo se reduce entre un 25 y un 30%, y a partir de ahí se deprecia entre un 5 y un 6% más cada año que pasa. Se trata de unas cifras basadas en el valor venal del coche, y nos permiten hacernos una idea aproximada del precio que tendrá el coche de cara al futuro. 

Tampoco podemos pasar por alto el valor residual del vehículo. Es el valor que tendrá el vehículo en el momento de venderlo, el precio de venta que alcanzará en un momento determinado. En caso de haber sufrido un accidente o siniestro, el valor residual del coche bajará, y para mantener un alto valor residual es imprescindible acudir a las revisiones periódicas. Solo así podremos vender el coche a un buen precio y lo más rápido posible.

Consejos para tasar tu coche

A la hora de llevar tu coche a una tasación presencial es imprescindible seguir una serie de pautas para conseguir venderlo en las mejores condiciones posibles. Lo primero que debes hacer es tener el coche limpio, ya que dará una mejor imagen que si la tapicería está sucia, hay restos de tierra en la carrocería o está lleno de polvo. Lo mismo haremos con pequeños golpes o desperfectos. Así darás la impresión de haberte esforzado al máximo en el cuidado de tu coche durante toda su vida, lo que hará aumentar el valor residual del que antes hablábamos. 

También será imprescindible acudir al tasador con toda la documentación del vehículo, incluidas las facturas de reparaciones, piezas que hayas cambiado, etc., que también hacen de garantía. Si tienes el libro de mantenimiento con el sello de un taller oficial en todas las revisiones oficiales el valor de mercado del coche aumenta. Lo mismo pasa si tenemos todos los informes favorabless de las últimas ITV. 

Si tienes un coche clásico deberás acreditar la antigüedad mínima de 25 años, destacando que todos los accesorios sean originales. En la tasación se valorarán cuestiones como la renovación del motor, el radiador o la bomba de agua, además de la carrocería y la tapicería. Por otra parte, en el caso de los vehículos de lujo el número de vehículos que salieron a la venta, el hecho de que se trate de un modelo agotado o con muy pocos coches en circulación disparará el valor del coche de segunda mano. 

Y, como pasa con tantas otras cosas, hay que hacer una investigación de mercado previa en la que nos informemos de cuánto se pide por coches similares al nuestro y consultar varios tasadores. Más allá de los tasadores online o de los profesionales de la compraventa de vehículos de segunda mano, también puedes acudir a concesionarios o desguaces para que tasen tu coche. Cuantas más opiniones tengas, más fácil te resultará conocer el precio de mercado real del coche y podrás venderlo por un precio justo para pasar al siguiente paso: realizar el cambio de titularidad.

Esta entrada fue publicada en En profundidad, Trámites de vehículos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *