Códigos de Clasificación de Vehículos para la ITV

Basta con mirar por la ventanilla para darnos cuenta de los distintos tipos de vehículos que circula por nuestras carreteras. Turismos, furgonas y furgonetas, remolques, camiones, quads, motocicletas, ciclomotores… Algunos de ellos incluso cuentan con diferentes tipos de vehículos, como pueden ser los camiones, pero ¿nunca te has preguntado cómo hace la clasificación de vehículos la DGT? Se hace a través de un código de cuatro cifras que aparece en la ficha técnica y que nos revela mucha información sobre el vehículo.

Tal vez os hayáis fijado alguna vez en que, entre los muchos datos que incluye nuestra ficha técnica o tarjeta de ITV (para los despistados, el papelajo verde donde te ponen el sello y que hay que enseñarle a la Guardia Civil cuando nos paran), se incluye un número de cuatro cifras. Este código es un dato importante sobre el que conviene saber más.

Este dato, que puede parecernos superfluo, tiene una gran importancia. Es el código de clasificación el que define, entre otras cosas, cada cuanto tiempo debemos pasar la inspección técnica o las modificaciones que un vehículo puede o no puede tener. También influye en nuestro límite de velocidad, el seguro y los impuestos que pagamos… Por lo tanto, nos conviene estar al corriente de nuestro código y ver i nos convendría algún otro.

Cómo funciona el código de clasificación

Gracias a estas cuatro cifras, podemos identificar los diferentes tipos de vehículos según DGT. El código se divide en dos partes, las dos primeras cifras referentes a la construcción del vehículo y las dos últimas por su uso.

Por ejemplo, al coche de cualquier particular le corresponde el código 1000. Las dos primeras cifras -10- hacen referencia a su condición de turismo, y las otras dos cifras -00- se refieren a unos criterios de uso “sin especificar”, sobre los que luego profundizaremos.

No hay que confundirlo, eso sí, con la clasificación ambiental, el famoso distintivo de color de la DGT que organiza el parque de vehículos según su potencial contaminante.

Ejemplo de código de clasificación de vehículos en una ficha técnica

Clasificación de vehículos según su construcción

Ya hemos dicho que el 10 corresponde a los turismos, pero tenemos hasta 42 códigos más con los que referirnos a la construcción de los vehículos. Hay casos como el de los camiones o furgonetas en que la cosa es algo compleja. Los camiones con una MMA inferior a 3.500 kg. tienen el código 20, los camiones cuya MMA está entre 3.500 y 12.000 kg. el 21 y si la MMA excede los 12.000 kg. les corresponde el código 22. A las furgonetas les pasa lo mismo, con la misma división de pesos para los códigos 24, 25 y 26; y el 23 es para tractocamiones.

Las autocaravanas tendrán el código 32 o 33 según su MMA exceda o no los 3.500 kg., y según la clasificación de vehículos en ficha técnica hay hasta cuatro tipos de remolque y semirremolque: con MMA inferior a 750 kg. -código 40-, con una MMA entre 750 y 3.500 kg. -41-, con una MMA que oscile entre 3.500 y 10.000 kg. -42- o que excedan los 1.000 kg. -43-. Sin embargo, los remolques agrícolas van a parte, y les corresponde el código 54 independientemente de su MMA -también los semirremolques agrícolas tienen este código-.

De vuelta a los vehículos más habituales, los ciclomotores tienen el código 03 y las motocicletas el 04. Quizá te sorprenda saber que las bicicletas también cuentan con su propio código, el 02, mientras que los vehículos de tracción animal tienen el 01. A los motocarros les corresponde el 05, mientras que los automóviles de tres ruedas y los cuatriciclos comparten el 06. Los vehículos militares tienen el código 70.

En el transporte público tampoco está exento de esta identificación. Los autobuses o autocares con una MMA igual o inferior a 3.500 kg. se identifican por el código 11, los que superan esa MMA el 12, los autobuses o autocares articulados el 13, los autobuses o autocares mixtos tienen el 14, los trolebuses el 15 y los autobuses o autocares de dos pisos el 16. También los trenes turísticos que recorren muchas de nuestras localidades tienen un código, el 80.

Clasificación de vehículos según su utilidad

De vuelta al ejemplo inicial, el 00 que probablemente aparezca en la ficha técnica de tu vehículo indica que su utilización está sin especificar. En la práctica significa que no se incluye en ninguno de los otros 71 usos, como el transporte familiar -02-, vehículos adaptados para minusválidos -01-, escolares -03, 04 si no es su función exclusiva-, autoescuela -05-, transporte urbano -06-, viajes interurbanos de corto o largo recorrido -07 y 08 respectivamente-, etc.

A partir del código 40 (taxis) encontramos códigos para vehículos con funciones más o menos curiosos: el 41 para coches de alquiler sin licencia municipal, el 42 para autoturismos, el 43 para ambulancias, el 44 para vehículos de servicios médicos, el 45 funerarios, el 46 bomberos, el 47 RTV -adaptados para emisoras de radio y/o tele-, el 48 viviendas, el 49 talleres o laboratorios, el 50 bibliotecas, el 51 tienda y el 52 para exposición u oficinas. También son curiosos el 76, riego asfáltico -asfaltar carreteras- el 77, pintabandas -pintar las marcas viales- o el 78, las quitanieves.

No podemos olvidar los vehículos dedicados al transporte de mercancías, que cuentan con varios tipos de uso. El 13 -jaula- es para el transporte de animales vivos, 12 para contenedores, el 14 para botellas y bombonas, el 24 es refrigerante, el 25 frigorífico, el 26 calorífico, el 27 cisterna aunque del 28 al 31 aparecen las cisternas isoterma, refrigerante, frigorífica y calorífica respectivamente, el 15 es un vehículo adaptado para el transporte de vehículos…

De esta manera, la DGT realiza su clasificación de vehículos y deja constancia de ellos en la ficha técnica de cada vehículo matriculado. Por eso mismo, si cambias la utilidad del vehículo necesitarás una nueva ficha técnica en la que conste el cambio, por ejemplo de turismo a taxi o de coche de alquiler a coche particular.

Cambiar el código de clasificación

Finalmente, hay ocasiones en las que puede convenirnos cambiar el código de clasificación de nuestro vehículo. Un caso clásico es el de los furgones; cambiando el código podemos cambiar la periodicidad de nuestra ITV de seis meses a un año, con el ahorro que ello supone… Los propietarios de vehículos mixtos, autocaravanas y quads son los más afectados por estos cambios.

El cambio puede realizarse en la propia estación de ITV, pero a veces es necesario un documento de la casa constructora. Depende bastante de la suerte que tengamos con el inspector que nos toque, o de si las modificaciones en nuestro vehículo son estructurales (es decir, si modifican radicalmente nuestro vehículo) o no. A veces es mejor evitarnos dolores de cabeza contratando los servicios de una gestoría.

La DGT y el Ministerio de Industria elaboran y modifican las tablas de clasificación, y en sus webs pueden consultarse. Existe también mucha información específica en foros especializados cuyos usuarios se enfrentan a este problema diariamente, como furgovw.org. Ah, y no olvidemos pasarnos por nuestra Delegación Provincial de Tráfico para notificar el cambio y evitarnos disgustos de última hora…

Esta entrada fue publicada en Consejos, En profundidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.