ITV para Quads: Requisitos, precios y consejos

Uno de los vehículos que más dudas despiertan entre los usuarios son los quads o ATV. Se trata de unos vehículos que han ganado en popularidad en los últimos años, cada vez es más habitual ver a los amantes del off-road disfrutando de paseos en quad por nuestras montañas y como el resto de vehículos a motor están sujetos a una normativa y una serie de requisitos que les obliga, entre otras cosas, a pasar la ITV correspondiente. De esta manera se certifica si el vehículo es apto para circular o no.

Lo primero que debes saber es que quads y ATV son el mismo vehículo. En sus orígenes, el quad era un vehículo agrícola, y se considera vehículo especial, igual que los tractores o los vehículos de maquinaria agrícola. Así, están sujetos a normas como la limitación a circular a 45 km/h o la necesidad de instalar un kit de homologación. Además, desde 2015 la normativa europea introdujo los cuadriciclos, que pueden ser biplaza según las especificaciones del fabricante, y que al homologarlos pasan a utilizar matrículas convencionales.

Cuando deben pasar la ITV los quads

La periodicidad de la ITV depende de la fecha de matriculación. Estos es muy importante, ya que hay pilotos que compran los quads para competir y no los matriculan. En ese caso no pueden circular con ellos salvo en circuitos cerrados durante las competiciones, entrenamientos, etc.; pero si en el futuro deciden matricularlo para poder utilizarlo en carretera abierta lo que cuenta para esa primera inspección es la fecha de matriculación, no de compra. Sobre decir que mientras pasará las inspecciones pertinentes en cada competición en la que participen.

Por lo demás, los quads pasarán la inspección con la misma periodicidad que los coches. Así, para la primera ITV pasarán 4 años desde la fecha de matriculación. A partir de ahí pasará la ITV cada 2 años hasta los 10, cuando se convierte en anual. Cuando compres un quad, en la propia tienda te ofrecerán e instalarán el kit de homologación para que el quad pueda circular por carreteras abiertas al tráfico (matrícula, intermitentes, cláxon, etc.), aunque también puedes hacerlo por tu cuenta.

Quad ATV Yamaha

Es importante diferenciar entre quad (deportivo) y ATV (cuatriciclo de trabajo).

Requisitos para la homologación

Este kit de homologación de quads cuenta con seis elementos básicos, y todos ellos deben aparecer reflejados en la ficha técnica del vehículo. El avisador acústico o cláxon es obligado, lo mismo que la matrícula -luego profundizaremos sobre ellas-. El vehículo debe llevar el número de chasis en el bastidor o, en su defecto, en una placa del fabricante; y también es imprescindible que en la parte trasera del vehículo está la placa de velocidad máxima, de 45 km/h, limitación que también debe aparecer en la ficha técnica.

Respecto al alumbrado, es idéntico al de los coches: luces de posición y cruce, faros delanteros y traseros, además de los intermitentes. Lógicamente, todos estarán homologados y los intermitentes deben ser bien visibles. Por último están los indicadores y testigos de las luces de cruce, de carretera y de paro del motor, que deben ser fácilmente identificables. Además, deben contar con el botón de warning que activa todos los intermitentes a la vez.

La matrícula de los quads

Hay tres tipos de matrícula, según las características del quad. Los ligeros (menos de 350 kg. de peso, no pasan de 45 km/h y su potencia máxima es de 50 cc o 4 KW) utilizan una matrícula amarilla con letras negras -igual que un ciclomotor-; los pesados (entre 350 y 400 kg.) utilizan placas convencionales con fondo blanco y letras negras rectangulares alargadas o casi cuadradas; y los especiales (con un peso superior a 400 kg.) utilizan placas de matrícula blancas con las letras en rojo.

Qué miran en la ITV de quads

Resueltas estas dudas, vamos con otro de los quebraderos de cabeza de los dueños de los quads: qué miran los inspectores durante la ITV, en qué se fijan en la inspección. Como es habitual, lo primero será comprobar que el vehículo es el mismo que el de la ficha técnica y el permiso de conducción: número de chasis, dimensiones, cotas…

También se mira el estado de los neumáticos y sus dimensiones, los intermitentes y el cláxon, los frenos, el warning, las ópticas homologadas, los amortiguadores o los retrovisores. Todos estos elementos deben estar en buen estado.

El quad no puede llevar elementos peligrosos o que puedan causar daños (guardabarros recortados, parachoques angulosos) y esto también se comprueba. El inspector también se fijará en el cuentakilómetros, en especial si es digital, o el tubo de escape, que como el resto de elementos debe estar homologado y cumplir con los niveles de emisión de ruido establecidos. En la inspección también se comprobará la presencia -o ausencia- del disco de velocidad de 45 km/h.

Precio de la ITV para quads

Por último, debes saber que el precio de la ITV para quads varia de una comunidad a otra. Normalmente el precio se equipara a los de la ITV para motos, ciclomotores, vehículos de 3 ruedas y remolques.

Esta entrada fue publicada en Consejos, En profundidad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *