Consejos para antes de pasar una ITV (II)

Si revisas los puntos de la primera parte del artículo habrás garantizado que pasarás sin problema todos aquellos aspectos que no tienen que ver directamente con el motor del mismo. A no ser que seamos mecánicos no podremos hacer demasiado en este aspecto, ya que cada vez se nos pone más complicado el acceder a los motores de los vehículos.

De todas formas si hay algunas recomendaciones que podemos seguir y nos pueden ayudar en algunos aspectos: frenos, emisión de gases o niveles de aceite son algunos de los puntos en los que podemos aportar nuestro granito de arena antes de ir a pasarla ITV.

Comprobaciones básicas de motor y pequeños trucos

– Comprobar que el aceite está dentro de sus niveles óptimos. No tiene por qué estar en el máximo, lo ideal es que esté entre el máximo y el mínimo, más o menos sobre la mitad. Es muy fácil comprobar el aceite del coche, hazlo siempre con el motor apagado, frío y en un suelo llano. Limpia la cala y vuelve a introducirla para comprobar hasta donde mancha el aceite. Si está en el mínimo o por debajo podemos rellenarlo para salir del paso, pero es mejor cambiar el aceite totalmente y efectuar un cambio de filtro cuando así lo marquen los km.

– Al frenar no debes de notar vibraciones, chirridos ni que el pedal se hunda. Todo eso pueden ser síntomas de que las pastillas no están en buen estado y necesitas cambiarlas. Además si al frenar y soltar el volante el coche se va hacia un lado, es decir, la frenada es desigual, también debemos de revisarlo porque nos lo echarán atrás en la revisión.

– Si solemos conducir despacio o principalmente por ciudad, podemos tener carbonilla depositada en el escape del coche y no pasar la prueba de emisión de gases. Si nuestro coche es diésel lo recomendable sería que condujéramos una distancia larga (a ser posible unos30 Km. para asegurarnos bien) con el coche al máximo de revoluciones. Justo antes de la zona roja. De este modo se limpiará  esa porquería depositada. En el caso de un motor gasolina esto también es positivo ya que ayudará a que el catalizador alcance la temperatura más adecuada.

Y últimos puntos a tener en cuenta.

No olvides tener toda la documentación que necesitas a mano: la tarjeta técnica del vehículo, el recibo del rodaje y del seguro y tu DNI. Es preferible que acudas con cita previa para no tener que esperar colas o arriesgarte a que te hagan volver otro día.

Por último no estaría mal que lavaras el coche por dentro y por fuera. Evidentemente no es algo que se vaya a valorar, pero como sabes, la primera impresión cuenta mucho y ver un coche sucio y lleno de basura puede predisponer negativamente a la persona que va a hacer la inspección y hacer que se muestre más riguroso.

Esta entrada fue publicada en Consejos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *